viernes, 13 de marzo de 2015

ENTREVISTA 2/14


Vamos con la segunda pregunta. Mañana la tercera.

2.                  Albert Einstein dijo que “el interés compuesto es la fuerza más poderosa de la galaxia” ¿cómo ha cambiado tu vida el descubrimiento del tipo de interés compuesto?


En el año 96 acababa de comenzar a trabajar y recuerdo que cayó en mis manos el libro “La bolsa o la vida” de Joe Domínguez. En él se explicaba perfectamente el poder del tiempo y el interés compuesto en la inversión. Es un pelín exagerado, pero vale para contrarrestar la sociedad de consumo en la que vivimos y dar otro punto de vista.

En ese momento de mi vida estaba más preocupado por eliminar lo antes posible las deudas (hipoteca) evitando “el interés compuesto negativo” que por hacer crecer la columna de los activos.

Sin duda comprender la magia del interés compuesto es algo muy positivo, que hace que año a año la situación financiera vaya cada vez a mejor. Es algo básico que debería enseñarse en la escuela.

Sed buenos… si podéis,


4 comentarios:

Alvaro Musach dijo...

Contesto al comentario de Tomy de ayer sobre "pedir al padre que enseñe a los hijos" con un cuento oriental. La educación es el legado más importante:

A una aldea llegó una familia muy pobre que sólo conseguía subsistir gracias al alimento que le daba una vaca famélica. El maestro de la escuela habló con la familia y vio que tenía potencial. Desde entonces les estuvo enseñando, pero vió que a pesar de todo la familia no conseguía prosperar.

Entonces le dijo a un vecino: ve por la noche a la chabola dónde vive la familia pobre; róbales la vaca famélica que les da de comer y tírala por el barranco. El vecino asustado le dijo: “pero maestro… se van a morir de hambre”. Y el maestro le respondió: “confía en mi”.

El vecino hizo lo que le dijo el maestro y después cayó en un profundo sueño que le duró 10 años. Cuando despertó fue donde estaba la chabola y se encontró con una gran casa con viñedos y campos cultivados. Llamó y se encontró a la misma familia que ahora era inmensamente próspera…. y preguntó qué es lo que había ocurrido para que ese cambio tan grande se hubiese dado.

Un malnacido nos robó la vaca que nos daba de comer. Lo pasamos muy mal y tuvimos que buscar otras formas de vida. Entonces nos dimos cuenta de que teníamos la chabola asentada sobre un terreno muy fértil y plantamos, vendimos lo que conseguimos recolectar y volvimos a plantar más… y así poco a poco con ahorro, constancia y siguiendo las enseñanzas del maestro fuimos poco a poco prosperando.

Partido a partido que dice el Cholo Simeone.

Alvaro Musach dijo...

La lección del anterior cuento es que a veces es necesaria una crisis, una catarsis, para salir del mal entorno en el que estamos cómodamente instalados.

Salir de nuestra zona de confort... dicen los gurús de esto.

Y en eso la educación es importante. Para saber cómo tirar para adelante por el buen camino.

inversorsensato dijo...

Chapeau por la historia y posterior explicación!

Seguimos aprendiendo ;-)

Adolfo Ruiz dijo...

Curiosos estas entradas con contenidos comprimidos para reflexionar.

Y bonita la historia posterior :)