martes, 24 de marzo de 2015

ENTREVISTA 13/14

Vamos con la decimotercera pregunta. Mañana la decimocuarta y última pregunta.


13.               ¿Por qué decidiste crear tu blog? ¿Qué te ha aportado en tu camino hacia la Independencia Financiera?

Lo pongo en mi primera entrada del blog: una conversación con un notario de Madrid, persona cultísima donde las haya, que me confesaba su gestión absolutamente nefasta de su patrimonio.

Me revolvía las tripas pensando… “si este tío, que tiene una de las mejores profesiones que existen está así… ¿cómo estará el españolito medio?”.

Eso fue en las navidades de 2010/2011. El 10 de julio de 2011, teniendo la idea de lo que quería contar muy clara, comencé el blog.

Al escribir todo esto veo que en los meses de Julio de cada 6 años pasa algo importante y positivo en mi vida:

o   7 de julio de 1999 compro mis primeras acciones: REE.
o   01 de julio de 2005 compro mis primeras acciones internacionales: IBM.
o   10 de julio de 2011 realizo mi primera entrada en el blog.
o   ¿Qué pasará en julio de 2017?. ¿Montaré un fondo de inversión ó una SICAV?.

Ahora en serio, comencé con una idea muy clara: formar en “educación financiera”. El proyecto realmente lo finalicé el 17 de abril de 2012. Desde entonces he añadido algunos puntos de vista adicionales, he dado un repaso al tema inmobiliario, he matizado algunas cosas como las de la diversificación, etc… pero la esencia de lo que quería contar está escrito entre julio de 2011 y abril de 2012.

Todo lo posterior es dar vueltas sobre los mismos conceptos.


Hago también un llamamiento ahora que estoy escribiendo menos debido a las clases que estoy dando: escribir un blog puede hacerse por muchos motivos, pero en todos ellos el bloguero se expone a la crítica y normalmente suele tener una motivación que busca la formación o al menos que busca compartir conocimientos y debatir. Pero es cansado y a veces puede ser desagradable. Mi petición (y no es por mi) es que los lectores agradezcan el esfuerzo que es el alimento principal del bloguero.

Lo digo porque en algunos blogs (afortunadamente no en el mío) he visto ataques furibundos a los autores. Yo puedo estar en desacuerdo con lo que el autor dice, pero desde el respeto al tiempo que se ha tomado el bloguero, le puedo realizar una crítica aportando mi punto de vista. Ser borde sobra. Aportar puntos de vista diferentes aporta. Todos somos mayorcitos.


Sed buenos… si podéis,

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Alvaro,
Este pasado fin de semana he estado leyendo buena parte de tu blog desde el inicio, como en algún momento has recomendado. Desde luego me parece muy interesante y querría felicitarte por ello. Entre los distintos aspectos que tratas sin duda la reflexión acerca de la diversificación ocupa un lugar predominante y ha hecho que cambie mi forma de verlo. El caso es que quería aprovechar para rogarte pudieras abordar el tema siguiente, si es que lo juzgas de interés, en tu blog. Como ves, hago como en aquellos programas de radio donde se pide una canción. He visto que no compartes una filosofía B&H muy enfocada al dividendo (como ahora se propugna desde muchos nuevos blogs), sino que más bien sigues la value, como Roberto Carlos, un ilustre seguidor de tu blog. Y la canción que quería pedirte está relacionada con ello: ¿cuál debería ser la correlación entre revalorización y rentas pasivas? ¿Existiría forma de cuantificar la proporción entre ambas de modo similar a como cuantificas la diversificación que requiere una cartera? ¿Tiene sentido plantearse esta dicotomía? Gracias por anticipado. lluís

Anónimo dijo...

Soy el anónimo anterior y releyendo mi mensaje creo que puede no quedar muy claro. Es decir, soy consciente que si una cartera se enfoca más a la obtención de rentas pasivas (dividendos, ventas más o menos periódicas), se puede estar creciendo menos. Es decir, la presión por la obtención de esas rentas puede hacer menos interesantes ciertas inversiones en unos valores o simplemente puede hacer abortar buenas inversiones. Por el otro lado, sin embargo, la obtención de esas rentas da una satisfacción psicológica importante (es el pájaro en mano) y puede limitar los efectos de una posible fuerte bajada.
Por ello creo que todo inversor debe plantearse un cierto equilibrio entre la búsqueda de la revalorización y la búsqueda de una rentas.
Saludos

IF Roberto Carlos dijo...

¡¡¡ ESTO NO ES UN CONSEJO !!!

Para el anónimo,

te cuento mi experiencia por si te sirve de algo.

Siempre invertí VALUE hasta que en 2.009 me despiden. Casualidades de la vida ya estaba obteniendo el 100% de mis gastos con los dividendos, en los 14 años anteriores (1.995-2.009) no lo había buscado (lo de los dividendos), pero ahora tengo claro que no quiero pasarme mucho del 150% de mis gastos por temas fiscales. Otra cosa es tener la tranquilidad de que si fuese necesario podría pasar de acciones VALUE a B&H y obtener el 200% de mis gastos a día de hoy. Prefiero seguir con planteamiento VALUE, en 2.013 la cartera creció como los gastos de 9 años, y entre 2.014 y lo que va de 2.015 ha crecido los gastos de otros 9 años. Aunque también te digo una cosa, alguna de las VALUE a veces también son B&H.

¡¡¡ ESTO NO ES UN CONSEJO !!!

Tomy dijo...

Hoy han contado en las noticias regionales que en Galicia van a introducir dos nuevas asignaturas optativas en la ESO, finanzas y ajedrez. Espero que en el colegio de mis hijos impartan ambas y que con la primera sienten las bases para caminar por el mundo con algo de inteligencia financiera y que la segunda les aporte los beneficios consabidos en concentración, toma de decisiones, gestión del tiempo, etc.
Ya no pido que alcancen las pequeñas gestas de su padre en el deporte ciencia, sino que estén prevenidos en el futuro cuando se les presenten situaciones donde tengan que gestionar sus finanzas, que es seguro que por ahí van a pasar, para que las afronten con perspectiva y visión global y tengan la autonomía suficiente para no dejarse influenciar por el primer comercial que se cruce en su camino.
Yo doy gracias a tu encuentro con el notario sin el cual quizá no hubiéramos tenido esta joya de blog ¡No te podías quedar con toda esa sabiduría dentro! Liberarla y expulsar todo ese chorro de ideas seguro que te ha hecho más bien que mal.

Alvaro Musach dijo...

Advierto que yo no soy ningún iluminado ni estoy en posesión de ninguna verdad. Me cuelo como todos. A veces acierto y otras fallo estrepitosamente.

Supongo que la respuesta de sí buscar rebase en forma de dividendos o valor dependerá de la situación de cada uno.

Si tu trabajas, ganas bastante y pagas mucho a Hacienda, entonces no quieres ni un dividendo.

Si estás jubilado y necesitas complementar tu pensión, entonces quieres dividendos.

De mis 10 acciones hay 4 que den dividendos por encima del 4%. Pero en todos los casos se deben a que además creo que los valores están baratos. No los compraría nunca si pensase que están caros aunque pagasen un dividendo estupendo... que luego descuentan de la cotización.

Como pone Roberto Carlos, a veces puedes comprar acciones que cumplen ambos criterios. O al menos que crees que los cumplen.

Alvaro Musach dijo...

El corrector... rebase no... rentas.

Cazadividendos dijo...

Yo empecé atraído por la estrategia de los dividendos y su aparente simplicidad, pero leyendo blogs como este, experiencias como la de Roberto Carlos y habiéndome suscrito a OCU estoy empezando a ir poco a poco hacia una inversión más value. Supongo que acabaré con dos carteras, una más value y otra más orientada a dividendos.

Creo que cada uno tiene que encontrar un estilo que se adapte a su manera de ser, para sentirse cómodo y poder ser fiel a ella y que, ese estilo puede irse cambiando a medida que ganas en experiencia y/o conocimiento.

Un placer leer este blog, un verdadero placer.

Anónimo dijo...

Soy el anónimo del inicio. Gracias por vuestras respuestas Roberto Carlos y Alvaro. Entiendo que al asunto le estoy dando más vueltas de las que quizás merezca. Ahora bien, de la misma forma que planificamos la diversificación, entiendo que puede ser interesante planificar el tipo de retorno que esperamos por nuestra inversión, y así establecer qué correlación esperamos exista entre revalorización y rentas.
Gracias de nuevo!

Anónimo dijo...

Voy a exponer mi caso porque con un ejemplo puede que el asunto se vea con más claridad:

En el año 2013 obtuve 4106€ en rentas (principalmente dividendos, pero también plusvalías por algunas ventas). En el 2014 obtuve 8359€ en rentas (principalmente dividendos, pero también plusvalías por algunas ventas). Ha habido pues en un año un incremento del 103% de las rentas.

Para el mismo periodo la revalorización (ex rentas) ha sido la siguiente: En 2013: 7.885€ y en 2014: 13.909€. Ha habido pues un incremento de la revalorización, excluyendo rentas, del 76,4%

En principio no debería inquietarme. Ambos indicadores son buenos. Estoy ante unos resultados y una evolución excepcional. Soy consciente. Debo decir que tengo cicatrices antiguas y también yo he pasado por muy malos tragos con mis inversiones.

Pero quiero mejorar el sistema. Espero que con mi caso se visualice con más claridad el problema que estoy tratando de presentar.

Percibo que mis rentas son bastante más importantes que lo que debieran ser. Y que en contrapartida la revalorización no ha funcionado como debería. En definitiva, que algo importante está fallando en mi cartera.

IF Roberto Carlos dijo...

Hola último anónimo,

si quieres saber si ganas más por revalorización que por plusvalías, no debes juntar lo ganado con dividendos con lo ganado vendiendo.

Los dividendos son difíciles de frenar, me explico, una vez que los recibes y si has hecho bien tu trabajo, cada año recibirás más, ¿que pasará el año que recibas más o mucho más de lo que necesites para vivir según tus deseos?. Pues pasará que estarás pagando más impuestos de los necesarios. A mi me gusta el crecimiento en Valor más que en B&H por que de esta manera si puedo controlar lo que pago de impuestos, rebajándolo a lo mínimo posible. ¿Para qué pagar más impuestos de los necesarios (LEGALMENTE POR SUPUESTO)?.

Saludos.

Alvaro Musach dijo...

Para el último anónimo,

Yo no me liara tanto. Mido el % conjuntamente con dividendos netos y con revalorización. Hice una entrada explicando como.

Eso creo que es lo importante. Si lo percibes más vía rentas o vía incremento de valor creo que secundario.

Y con los bandazos de las empresas en las políticas de pago de dividendos aun más.

Mídete como de bueno eres en global en forma de % de rendimiento contemplando ambas cosas. Lee la entrada al respecto y me entenderás mejor.

inversorsensato dijo...

+1 con cazadividendos.
Agradecido de tener esta joya de blog y darte nuevamente las gracias por ello.
Un abrazo,