lunes, 8 de septiembre de 2014

UN POCO DE TODO

Voy a realizar una breve entrada comentando tres temas absolutamente diferentes: (1) lo de las clases en la Universidad que puse en los comentarios del anterior post, (2) una curiosidad sobre nuestro amigo Warren Buffet y su afición al juego y (3) las medidas anunciadas el pasado jueves por el presidente del BCE.

1.- Clases en la Universidad
A final de agosto informaba en uno de los comentarios de la anterior entrada que me había surgido la posibilidad de dar clases a estudiantes de ingeniería. Esto tendrá un obvio impacto en mi vida en general y en esto del blog en particular… y es que la vida no da para todo lo que a uno le gusta.
Lo de dar clases es algo que siempre me ha gustado. Cuando era estudiante más de una vez di clases particulares para sacarme un dinero… dinero que luego me fundía en viajes con amigos. Una vez finalizada la carrera estuve compaginando mi primer trabajo “serio” con clases a última hora de la tarde en una academia de ingenieros.
Con el tiempo eso de dar clases de forma continua fue incompatible con mi trabajo habitual y tuve que dejarlo. Sin embargo sí que ocasionalmente doy alguna charla sobre mi sector a estudiantes de post-grado.
Ahora me surge esta oportunidad y me he liado la manta a la cabeza, ya que por un lado es algo que siempre me ha gustado, y por otro lo veo como una oportunidad de futuro. En mi trabajo he tenido que solicitar permiso y milagrosamente lo he obtenido gracias a que es sólo durante un trimestre, así que adelante…
Me extiendo un poco más sobre lo de la oportunidad de futuro: se supone que los lectores del blog buscan invertir con inteligencia su dinero, controlar su riesgo y que tengan así un futuro mejor… idealmente buscando la tan cacareada “independencia financiera”.
¿Qué es la independencia financiera?. Que tu capital genere los suficientes ingresos como para mantenerte a ti y a tu familia. ¿Y qué harás entonces?. Unos seguir trabajando, otros rascarse la barriga, otros viajar… en definitiva: lo que te guste.
Bueno pues a mí no me gustaría pasarme todo el día cruzado de brazos. Me gustaría un trabajo donde (a) me sienta útil, me sienta realizado, pueda aportar… (b) disfrute del mismo y (c) tenga muchas vacaciones a lo largo del año.
Pues para mi caso particular todo eso creo que me lo aportaría la docencia. Así que dentro de X años… me gustaría vivir del capital, pero dedicarme vocacionalmente a la docencia y claro… si es cobrando mejor.
Esta oportunidad es por tanto una “pica en Flandes”. Si lo consigo hacer bien la rueda irá rodando y llegado el momento el salto sería natural. Así que le voy a echar muchas ganas, trataré de mejorar los contenidos, esforzarme en la comunicación y hacerlo lo mejor que pueda.
Dicho lo anterior: llevaba ya unos días de empacho “empollándome” el temario y con el blog abandonado (más que para contestar a algún comentario), cuando ayer a última hora me informaron que con casi total seguridad me trasladan al segundo trimestre. Esto me da más aire para preparar bien el temario y me permite no ir tan agobiado. Por el contrario hará que en global le vaya a echar más horas…
Una última curiosidad: es asombroso ver lo olvidado que tenía las materias vistas hace casi 20 años y comprobar cómo a base de persistencia el conocimiento “aflora”. Recuerdas cosas que hacía 20 años que no habías vuelto a ver y las piezas comienzan a encajar. La mente humana es asombrosa.

2.- Warren Buffet y su afición al juego
Este verano leí con gran curiosidad algo que desconocía sobre Warren Buffet: es un gran aficionado al “bridge”.
Cuando era chaval y ya comenzaba a hacer mis pinitos al mus, fui a Inglaterra varios veranos y allí me enseñaron a jugar al “brigde”. No recuerdo bien cómo se jugaba, pero sí recuerdo que, al igual que el mus, me encantó la dinámica del juego.
Me hizo mucha gracia porque a mí me encanta jugar al mus. Juego siempre que tengo oportunidad entre amigos y a veces en algún juego on-line. Sé de un jugador profesional de poker español, que se gana la vida yendo a torneos (es un tío normal con su familia, sus hijos, etc…) y que de hecho el juego de cartas que más le gusta es el mus ya que –según él mismo afirma- es el más completo que conoce.
Como en todos los juegos de cartas la suerte influye, pero a largo plazo el saber jugar, el dominar el temperamento controlando el riesgo que estás asumiendo y el saber tentar al contrario cuando la oportunidad es difícil de batir… todo eso inclina la victoria hacia el que mejor lo hace.
Se podría hacer un paralelismo sobre la inversión en bolsa y las cartas: en ambos hay que controlar el riesgo, hay que diversificar las apuestas, hay que controlar el temperamento y cuando tienes algo realmente bueno hay que concentrar… demasiadas coincidencias.

3.- Los mercados
Todo el mundo quiere saber qué va a hacer el mercado en los próximos meses. Eso nunca ha cambiado. Todos siempre han querido saberlo y siempre lo querrán saber.
No me acuerdo quien fue al que le preguntaron eso mismo y dijo: “en los próximos meses el mercado oscilará”. Pues eso: que nadie tiene ni puñetera idea de lo que va a pasar. Pistas hay… pero la bolsa se puede comportar irracionalmente durante muchos meses.
En agosto se ha vivido un episodio en “V”… a mitad de mes los mercados se pusieron malitos y luego recuperaron para acabar en positivo. En mi cartera particular nunca me había pasado tener 8 meses consecutivos de ganancias. Sí que he tenido rachas más positivas en cantidad… pero no en duración.
Bestinver lleva un tiempo acumulando liquidez esperando a que se produzca una corrección. Seguramente en la caída de agosto habrá invertido parte de esa liquidez (mera suposición)… pero con la posterior subida habrá acabado más o menos igual.
Y en medio de todo el asunto va el presidente del BCE y baja el precio del dinero y anuncia medidas de compra de activos. Y el mercado reacciona con subidas.
Yo no soy un gran macro-economista… pero sí sé que las familias están bajando sus deudas y que los estados están engordando las suyas. También sé que eso del dinero a casi el 0% facilita que la inflación se active, que las deudas valgan menos y en definitiva la aversión a endeudarse baje. También leo que hay algunos países europeos que están ya técnicamente en recesión y que otros la están rozando. También entiendo que la guerra en Ucrania “toca” la economía de la todopoderosa Alemania. Y sé que Iraq y Siria la situación es muy seria y corre el riesgo de convertirse en algo más gordo aún.
Por todo ello me da pinta de que el enfermo está malito, que nos han anunciado que le van a dar medicina… y las bolsas reaccionan al alza pensando que el enfermo va a sanar. Sin embargo no le extirpan el tumor… y el déficit del estado sigue desbocado y creciendo.
En definitiva… que no me gusta.
No sé qué pasará con el mercado. Como sabéis los habituales llevo ya unos meses en una posición que para mi perfil de riesgo sería “neutral” (100% en RV sería agresivo, 50% defensivo –yo nunca tengo menos- y 75% neutro) y de momento seguiré así. De cada 100 euros que ahorre, 75 a bolsa y 25 a renta fija. Y seguiré viendo qué hacen los fondos.
Recuerdo también una de las frases de Paco García Paramés en la última conferencia para inversores: “Si nos hubiésemos puestos cortos en ladrillo cuando ya era evidente que había una burbuja, habríamos quebrado. No porque no tuviésemos razón –que la teníamos- sino porque el mercado siguió aumentando la burbuja hasta niveles increíbles… y nuestra capacidad de aguantar las pérdidas es inferior a la locura del mercado”.
La cita desde luego no es textual, pero sí recoge el sentido de lo dicho entonces. Era un ejemplo de lo duro que es invertir poniéndose “corto”… pero también vale para coger con cuidado las indicaciones de “timming” en las operaciones de bolsa.
Así que lo dicho: unos creen que el enfermo con la medicina que le van a dar se va a poner “cómo un toro” (nunca mejor dicho), otros cercanos a la escuela austríaca piensan que hay que adelgazar al Estado y que estas medidas son una huída hacia adelante que a la larga causarán mayor daño que cura… yo de momento sigo neutro.
Eso sí… estoy muy contento con tener la mitad de mi cartera en dólares… porque lo que sí parece claro es que el euro está de capa caída.
Sed buenos… si podéis,

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente y atinado post, como siempre. Da gusto ver que el sentido común sigue existiendo, a pesar de que mucha gente carezca de él. Yo te seguiré leyendo quizás se me pegue algo de tu prudencia a mi sensatez.
Un abrazo,
Inversorsensato

Alvaro Musach dijo...

Lo celebro... siempre y cuando no se te pegue algo de mi insensatez a tu imprudencia...

Angelito dijo...

Siempre encantado de leer tus entradas, tus alumnos estarán contentos porque aquí somos muchos los que aprendemos, a parte de la prudencia también comparto mi gran afición por el mus.
En el tercer punto poco puedo aportar pues soy novato pero tal como indicas el asunto no punta bien.

Tomy dijo...

Hola Alvaro, desde que descubrí este blog me tienes enganchado leyendo desde el principio donde dices cosas muy sensatas y bien contadas. Si en tu próxima faceta eres capaz de concentrar los contenidos y contarlos a tus alumnos la mitad de bien que lo haces en este blog, tendrás las clases a rebosar.

Ahora que ya tienes que tener vocación, ya no sólo para recordar temas de hace 20 años, sinó para chapar la evolución en la materia que seguro habra habido desde entonces, sobre todo tratándose de temas de Ingeniería.

Pues nada, me parece tan bueno el blog que mientras me quede algún rincón por descubrir, no he podido volver a abrir otra web sobre la misma temática.

Alvaro Musach dijo...

Angelito, gracias por el comentario. El mus es un juego magnífico y la dinámica de juego en pareja en donde hay que formar un equipo aún lo hace mejor.

Alvaro Musach dijo...

Amigo Tomy, gracias por tus palabras.

Aquí pongo lo que es mi experiencia. También por experiencia sé que es difícil que leyendo estas líneas se aprehenda lo que se quiere transmitir. Lo habitual es que sólo se aprehenda aquello que ha sido experimentado en primera persona.

De forma más personal. Cuando casi no tenía experiencia en gestión de personal realicé un curso en una de las primeras escuelas de negocio del país. Y no me pareció bueno.

Pasados los años y con mucha más experiencia en mi haber... realicé un máster en el que entre otras cosas vi la misma materia que había visto hace años atrás en la otra escuela de negocios. Pues me fascinó la temática.

Entonces se me ocurrió rescatar los apuntes del primer curso y vi que estaban muy bien. El que no estuvo preparado para entenderlo era yo... ya que no había desarrollado suficiente experiencia como para aprehender la totalidad de lo que se me estaba intentando transmitir.

Pues eso que me ocurrió entonces creo que pasa siempre en todos los ámbitos de la vida. Siempre necesitas algo de experiendia personal para entender. Algunos más burros necesitan tropezarse siete veces en la misma piedra. Otros aprenden a la primera. Pero todos necesitamos experiencia propia.

Con el blog pasa lo mismo. Hay a quien le suena a chino.... hay quien se ha tropezado una vez, lee y entiende... y hay quien necesita trocezarse siete veces para entender. Y hay quien ya entiende y simplemente disfruta recordando cosas obvias, matizando o debatiendo.

Lee otras cosas que te darán otros pu tos de vista,

Roberto Carlos dijo...

Cuando el discípulo está preparado aparece el maestro.

Mark Fisher. El millonario instantáneo.

Alvaro Musach dijo...

Amigo Roberto Carlos,

Es difícil decir lo mismo con menos palabras. Como siempre atinado en tus comentarios.

Echo de menos tu tierra. :(