domingo, 4 de mayo de 2014

¿QUÉ HAGO CON MI DINERO?


“Debemos protegernos. Y la mejor protección es la educación financiera. Por favor, que alguien proponga la enseñanza en las escuelas de las nociones básicas de ingreso, ahorro, deuda, inversión. Los niños deben saber que el dinero no nace en los árboles  y que sus padres no pueden comprarles de todo. Hay que aprender a consumir mejor y a invertir mejor. Todo está relacionado. Y hacerlo desde el conocimiento y también la libertad.”
Lo anterior es un fragmento del libro “¿Qué hago con mi dinero?” de Martí Saballs, periodista, escritor y director adjunto del diario Expansión (no sé en qué orden). Cuando lo leí hace un par de semanas se me saltaban las lágrimas…hablaba de lo mismo que yo. Un libro muy sencillito de leer con los conceptos básicos financieros que todo el mundo debería conocer.
El caso es que tras finalizar su lectura se me ocurrió escribir al autor para pedirle permiso para hablar del mismo en el blog y citar textualmente algo del mismo. No tenía grandes esperanzas en que respondiera, pero lo hizo… y lo hizo positivamente cosa que le agradezco. También tuvo el detalle de decirme que ya conocía mi blog, cosa que no acabo de creerme del todo, pero que en cualquier caso me halaga.
El libro consta de tres partes diferenciadas:
o   La primera donde desarrolla los conceptos básicos de la economía doméstica.
o   La segunda con diversos ejemplos de personas/perfiles con diferentes perfiles económicos y los consejos que requeriría cada caso: parejas jóvenes, no tan jóvenes, jubilados, bolsa-ludópatas, etc..
o   Una última parte con un epílogo de sus consejos. Cuatro sencillas hojas de donde he extraído el párrafo inicial que inicia el post.
En ese pequeño extracto se mencionan tres conceptos esenciales: “educación financiera”, “enseñanza en las escuelas”, “conocimiento y libertad”. Cada uno de esos conceptos merece un tratado.
En especial me gusta eso de “conocimiento y libertad”. Conceptos íntimamente ligados.
Han sido varias las veces que he hablado de lo mismo en este blog, la protección de nuestros ahorros, la necesidad de extender la educación financiera, la necesidad de comenzar dicha educación desde la escuela… desde el comienzo del blog donde contaba el caso de un notario –hombre cultísimo- que se declaraba un completo desastre en temas de inversión, hasta los supuestos amigos “Juanito” con sus problemas y soluciones. Leer este libro -escrito en lo peor de la actual crisis-, ha sido para mí un verdadero placer en el que en cada página decía “de esto hablé yo… pero el hombre este se expresa mejor” (normal, él es periodista y yo ingeniero).
Acabo este breve hilo aconsejándoos su lectura y poniendo alguno de los conceptos que salen en el libro y que se resumen en el epílogo de consejos (cito sólo algunos de los que salen en el libro). Espero que lo disfrutéis tanto como yo:
o   Las familias deben elaborar un presupuesto y pensar en su futuro.
o   No hay que gastar más de lo que se ingresa. Pero tampoco viva como un monje. Ahorrar demasiado es tan pernicioso para usted y la sociedad como ahorrar poco.
o   Si su hipoteca es variable, piense que los tipos de interés volverán a subir y en lo que representarán en sus pagos.
o   Nunca invierta el dinero que le sobra en algo que no entienda y que sea incapaz de explicar a un familiar o amigo.
o   Si compra valores, no se deje llevar por la intuición. Analice qué compra. Fíese de usted.
o   Si tiene una empresa, un proyecto, una idea clara y bien pensada, atrévase a dedicar parte de sus ahorros a ella.
o   Invierta en sí mismo y en su familia, si la tiene. No pretenda ahorrar a costa de la enseñanza de sus hijos. Su futuro es primordial.

5 comentarios:

Antonio dijo...

Verdades como la copa de un pino. Muchas o todas de sentido común, que a veces hace tanta falta.
Un detalle lo del autor del libro, lo leeré. Aunque yo no sea periodista-escritor-director adjunto de expansión también me parece muy interesante e instructivo tu blog jejeje.

Un saludo.

Alvaro Musach dijo...

Amigo Don Antonio ;)

En realidad he estado leyendo dos libros a la vez, este que comento y que me encantó y otro de un canta-mañanas que en lo más alto del mercado se le ocurrió escribir un libro sobre lo fácil que es vivir operando en el mercado de futuros… todo super-fácil con cuatro reglas básicas y voila¡¡¡ la independencia financiera gracias a los futuros y una operativa maravillosa. A mandar a la mierda el trabajo porque se puede vivir de la especulación perfectamente… y el que no lo haga es que es tonto y critica sin saber…

¿Adivinas cual de los dos libros estaba por la cuarta edición?... pues sí… el del canta-mañanas.

Así nos va.

Monri dijo...

Sobran los comentarios del segundo libro... así nos va. España cañi españistañi, como digo yo...

Sobre el artículo, muy bueno, como siempre! Perdona que lea a la carrera, con poco tiempo.

Un abrazo

Antonio dijo...

Querido Álvaro,

Puesto que veo que te gustan los best seller nacionales puedo recomendarte un par de libros que no sólo van por la cuarta edición sino que ya la superaron con creces, son el de Belén Esteban y el de Jorge Javier jajaja.

Ahora en serio, yo ahora me estoy leyendo. El de André Kostolany "El fabuloso mundo del dinero y la bolsa". Llevo la mitad y me esta gustando. Historia de la bolsa, anécdotas y experiencias propias así como pautas interesantes. No obstante creo que Kostolany era una especie de Cristiano Ronaldo o Messi de la especulación. Con cualidades innatas y muy lejos de cualquier pobre mortal como yo. Se pueden sacar ideas muy interesantes pero cuidado con imitarlas puede ser muy peligroso y poco prudente. Por otro lado también terminé de leerme hace poco por segunda vez el libro de Philip Fisher "Acciones ordinarias beneficios extraordinarios". Y parecía un libro distinto en su segunda lectura vi y entendí cosas que en la primera ni intuirlas. Creo que es un gran libro que recomiendo a todos. Puede ser bastante útil para todos aquellos que nos aventuramos a elegir nuestras acciones.

Pd. Quizá si no has puesto el nombre del libro de la cuarta edición es porque no has querido, pero ya tengo curiosidad es saber que libro es.

Un saludo.

Alvaro Musach dijo...

Gracias Monri,

Don Antonio, el de Kostolany ya me lo había leído. Un clásico de la especulación. Muy divertido.

El de Fisher lo he oído nombrar varias veces pero nunca me lo he leído. Ya lo cazaré.

El de la cuarta edición no lo he puesto a propósito. Ya sabes lo del pecado y el pecador...