miércoles, 1 de enero de 2014

CIERRE DE 2013 Y PRESUPUESTO DEL 2014

Dediquemos este breve artículo a analizar los aciertos y errores del 2013, así como al presupuesto del año entrante.

La foto del presupuesto que hagamos para este nuevo año entrante será la que a final de año nos permitirá saber si hemos conseguido nuestros objetivos o si por el contrario el año ha sido malo. Es un asunto esencial en las empresas y también en las economías familiares bien gestionadas.
Breve análisis del 2013:
Como en un reciente artículo ya hice un buen análisis de lo ocurrido lamiéndome las heridas observando el largo plazo, no voy a entrar en mucho detalle sobre el cierre de este año 2013. He cerrado con un rendimiento positivo del 7,4% que siempre es bueno (es positivo y bate a la inflación), pero que resulta a todas luces escaso frente a lo ocurrido en el contexto del mercado con un Ibex que ha subido14 puntos más.
·         Aciertos del año: cumplimiento sobrado del presupuesto, reducción de la hipoteca en un 11% (fundamentalmente debido a amortizaciones anticipadas), incremento del capital disponible en un 71% (gracias al ahorro), selección de acciones en su mayoría sólidas, apuesta básicamente por el 100% en renta variable siempre respetando el “riesgo máximo permitido”.
·         Errores del año: equivocación en el “tempo” ya que en julio decidí salir de valores españoles más nerviosos hacia valores americanos más tranquilos… con lo que me perdí el rally español de verano.
Es importante hacer autoanálisis de los aciertos y errores de cada uno con objeto de aprender para el futuro… y como siempre se aprende más de los errores que de los aciertos.
Presupuesto para el 2014:
Como todos los años, he realizado una breve hoja en el que mes a mes pongo el presupuesto de gasto familiar, los ingresos esperados, el ahorro esperado, el capital disponible esperado en bolsa y la hipoteca pendiente.

Hablemos brevemente de esta hoja… el apartado de ingresos en mi caso es sencillo ya que trabajo por cuenta ajena en una empresa suficientemente sólida y previsible, el apartado de presupuesto familiar es también bastante fácil de realizar teniendo en cuenta que dispongo del gasto real de los últimos años y que no se prevén grandes alteraciones, por diferencia sale el ahorro.
Ahora habrá que decidir en que se aplica el ahorro… en mi caso he decidido dedicar la mitad del ahorro a reducir la hipoteca y la otra mitad a incrementar el capital invertido. En el hipotético caso de que las inversiones no cambien de valor ni para bien ni para mal me saldría que en este año 2014 debería reducir la hipoteca en un 15% y aumentar el capital invertido en un 19%.
Luego estará el imponderable de saber si las inversiones actuales van a subir de valor o van a bajar. Para mi presupuesto no me complico la vida… 0% de rendimiento estimado. Si lograse un 10% mejor que mejor… pero eso no es lo importante…
Lo importante es que al hacer este presupuesto mes a mes, me permitirá comparar el cierre real de cada mes con el presupuestado y tomar las necesarias acciones correctores para que el plan a medio plazo se cumpla.
Se trata de hacer a nivel familiar lo mismo que hacen todas las empresas, un presupuesto que puedan seguir mes a mes con el objetivo de conducir la empresa por la senda correcta. Esta es lo verdaderamente importante de un presupuesto, que permite medir lo que debe pasar y poder juzgar después si la situación es o no la deseable.
Apliquemos ese criterio empresarial, que funciona, a nuestra economía familiar.
Hasta la próxima y feliz año 2014.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estupendos tus artículos y felicidades por el blog ( y por el año nuevo,como no).
Me siento muy identificado con tu forma de administrar el patrimonio, yo llevo haciéndolo de forma similar (aunque menos metodica por desgracia 😅) desde el 2009 y doy fe de que funciona.
En cinco años mi hipoteca se ha reducido un 50% (y la cuota mensual otro tanto), quedándome así algo de ahorro para la inversión, mundillo en el que he empezado este año.
Blogs como el tuyo y otras webs hermanas (inversor bolsa,DD, etc) están creando una comunidad que saldrá fortalecida de la crisis, amparados por unos valores totalmente contrarios a los sociedad de consumo que tanto daño están haciendo.

Un saludo, gracias por todo.

El Inversor Prudente dijo...

Gracias por el comentario. Estoy completamente de acuerdo con el fondo de tu comentario sobre la oposición de este estilo de "ser", de estos "valores", con respecto al sobre-apalancamiento irracional, tanto de familias como de Administraciones, que nos ha llevado a la situación de crisis actual.

Un saludo,

Anónimo dijo...

Hace unos días descubrí tu blog por casualidad, y he de decir que ha sido todo un descubrimiento.

Vienes haciendo un trabajo didáctico excelente desde 2011 y me habría gustado conocerte antes.
La parte buena es que desde hoy ganas un nuevo lector del blog y que se lo recomendaré a mis amistades que también se interesan por la inversión.

Enhorabuena y espero poder seguir leyendote con frecuencia
Un saludo

El Inversor Prudente dijo...

Amigo anonimo, me alegro de que te guste el blog.

Comienza a preocuparme la gran cantidad de gente que se empieza a sumar a la bolsa ahora... más que nunca hay que difundir los criterios básicos de prudencia para evitar un montón de novatos haciendo "ayyys" por las esquinas.

Tu ayuda difundiendo el blog será útil.

Gracias,