miércoles, 9 de octubre de 2013

UN LOCO EN EL CASINO


Sobre el tema de la diversificación he escrito largo y tendido en el blog… pero supongo que ahora tengo algo más de público que cuando empecé. Los 9 artículos publicados entre el 16 de septiembre de 2011 y el 28 de noviembre del mismo año son un buen repaso de la importancia de la diversificación.
Me voy a permitir la licencia de recomendar la lectura del artículo “CARTERAS DIVERSIFICADAS PARA EL PEQUEÑO INVERSOR” que recoge la recomendación final que hago sobre cómo se debería diversificar cuando se tiene un cierto capital. Este sería el artículo que recoge las “conclusiones”.
Para entender más en profundidad la importancia de la diversificación recomiendo leer los previos en los que repaso cómo diversifican fondos de reconocido prestigio y lo comparo con el típico comportamiento de un inversor “medio”…. para con la contraposición destacar que el pequeño inversor muchas veces se parece más a un ludópata en un casino que a un inversor de verdad.
También es gracioso y directo el de “NI USTED NI YO SOMOS WARREN BUFFET - I (la antítesis de la diversificación)”… pero igual no se entiende la importante gráfica de diversificación si no se han leído los artículos previos.

Un loco en el casino
Imaginémonos que estamos en un casino con 6 euros en el bolsillo delante de una mesa en la que se juega a adivinar cuál va a ser el resultado en el lanzamiento de un dado.
·         Si aciertas el número que sale te dan 7 euros.
·         Si fallas el número pierdes 1 euro.
Como se ve el juego está balanceado a tu favor a largo plazo (la bolsa a largo plazo también está balanceada a favor del inversor)… sin embargo es un juego arriesgado y debemos jugar tratando de minorar nuestro riesgo porque nuestro capital es pequeño.
La probabilidad de acertar es de 1 entre 6, es decir de 0,166667. Estadísticamente si apostamos 6 veces deberíamos fallar cinco veces y acertar una sola. Así en esa secuencia estadísticamente promedio deberíamos acabar con 7 euros.

Vemos diferentes comportamientos y el resultado esperable:
Estrategia 1: apostar un euro a un número fijo.
Escogemos por ejemplo el 5 y apostamos siempre al número 5. Si tenemos mala suerte y en las primeras 6 tiradas no sale nunca el 5, nos quedaremos sin dinero y nos habrán echado del juego. Si en cambio tenemos suerte y en las primeras 6 tiradas sale algún 5, entonces acabaremos con 7 euros y así en la siguiente ronda tendremos más posibilidades de acabar bien. Si tenemos mucha suerte y en la primera ronda salen dos o mas cincos, entonces disminuirán mucho las posibilidades de que nos echen del juego.
Estrategia 2: apostar a números aleatorios.
Habrá quien haga complejos programas informáticos para tratar de adivinar qué número va a salir en la siguiente tirada. Sin embargo sólo la casualidad hará que un método “parezca” que funciona. Eso sí… el “gurú” que sea bendecido por la fortuna y de “casualidad” acierte más que la media…. ese escuchado, venderá libros, dará charlas en la televisión, saldrá en Intereconomía, en los periódicos salmón, etc…
Pero la situación será exactamente igual a la estrategia 1. Entreteniéndonos con métodos más o menos esotéricos… pero similar (cierto paralelismo con el análisis técnico en la bolsa).
Estrategia 3: el más listo del mundo mundial.
Este será una evolución del punto anterior. Habrá quien se habrá creído el discurso del “gurú” que dio una charla en televisión y que vendía tantos libros y estará firmemente convencido de que el último día del mes que coincida con lluvia y la temperatura esté por debajo de los 10 grados… ese día la primera tirada del día saldrá un 2 fijo.
Y apostará los 6 euros al 2 esperando ganar 6x7 = 42 euros de golpe…. Y la cagará.
Incluso habrá quien habrá pensado que por si acaso se reservará un euro y “sólo” apostará 5 euros… y la cagará… un poco menos pero la cagará igual.
E incluso habrá quien tenga suerte la primera vez… saldrá el número 2… y ganará de golpe 42 euros. Bueno pues ese es el que la va a cagar más. Porque se creerá su propia mentira y en la siguiente la torta será de 42 euros en lugar de 6. Y si consigue ahorrar otros 6 euros apostará (porque eso es apostar, no invertir) los 48 euros… y la cagará el que más.
Estrategia 4: diversificación.
El prudente apostaría de golpe un euro a cada número del dado y sabrá cuando tiren el dado perderá en 5 de las 6 apuestas, pero que en una de ellas acertará y acabará teniendo un euro más que cuando empezó.
Y hará lo mismo una y otra vez. Con paciencia, pero sin pausa. Y así poco a poco irá creciendo su capital. Esa es la estrategia más acertada.

Lecciones aprendidas del loco en un casino
El comportamiento inteligente de la estrategia 4 es similar a lo que se obtiene con un concepto amplio de “diversificación”. Si diversificas en el tipo de activos, número de valores, sectores y también en el tiempo… entonces el propio tiempo jugará a tu favor.
Sin embargo el comportamiento típico del inversor promedio es tener todo invertido en cuatro valores como mucho… y a veces dos de los cuatro valores son bancos… y encima salta de un valor a otro porque el valor ha oscilado en +/-10% pagando jugosas comisiones a los bróker y pensando que el nuevo valor va a ser la bomba porque se lo ha oído a un “gurú” que siempre acierta.
El comportamiento típico es el de la estrategia 2…
Y en algún caso también se ve el comportamiento de la estrategia 3… este es el típico caso del novato que llama a la radio y dice “me han dado 3.000€ de variable y quiero saber donde lo meto”… y el “analisto” de turno le dice “inviértelo en FULANO DE TAL que la gráfica es muy buena… pon un stop y si baja de 3,80€ vende…”. Y se queda tan ancho. Y el novato va y le hace caso… y la caga…. y encima no pone el stop…. y vuelve a llamar “que es que las tengo compraaadas y pierdo un 30% y encima la bolsa ha subido y todo está caro pero justo este se ha despeñado… y no sé qué hacer”... en fin…

Puntos a favor de diversificar:
1.- Protegernos contra nuestra propia estupidez.
2.- Protegernos contra eventos inesperados en el momento de la compra: desastres naturales, terrorismo, cambios regulatorios, cambios sociales, comportamiento fraudulento por parte de los directivos, etc…
3.- Disminuir la volatilidad de nuestra cartera permitiéndonos que las oscilaciones sean menores y que podamos dormir mejor.
4.- Asegurar que a largo plazo sigues  en el mercado.

Puntos en contra de la diversificación:
1.- Disminuyes la posibilidad de dar un “pelotazo” y te acercas más al resultado “promedio”.
2.- No hay más puntos en contra.

Seamos prudentes en la gestión de nuestros ahorros y diversifiquemos en un mínimo de 10 valores. Y si nuestro capital no nos permite tener al menos estos 10 valores escojamos un buen fondo hasta tener un capital suficiente.
Hasta la próxima

6 comentarios:

sobiols dijo...

Brillante, y el ejemplo del dado es muy bueno y didáctico, muchas gracias.

P.D. No te interesaría tener una página donde tengas publicidad y podamos pinchar en ella.

sobiols dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Inversor Prudente dijo...

Amigo sobiols, gracias por la sugerencia y la alabanza.

Sobre lo de la publicidad no lo hago por dos motivos: (1) no sé como se hace y (2) a pesar de que ahora tengo algo más lectores que cuando comencé... más o menos pasan 100 personas por mi web al día... no es como para tirar cohetes así que no creo que me sacase mucho con la publicidad.


Alguna web de bolsa me ha ofrecido escribir como uno de sus blogers y así seguro que me leería más gente... pero no sé... eso de la independencia me gusta.

Un saludo,

sobiols dijo...

De nada amigo.

Pues yo tampoco se muy bien como va, no creo que se muy complicado y es barato, pero entiendo que de pueda dar pereza, pero vamos que una vez hecho, es para mucho tiempo.

Otra cosa, desde mi punto de vista como gran consumidor de artículos de inversión, lo que nos gusta y engancha es saber que, todos los días (o casi todos) según entras en tal o cual página vas a tener un artículito recién sacado del horno listo para ser devorado. Claro eso te generaría muchos clientes fieles y que entrarían todos los días y si son como yo que como agradecimiento lo que hago es pinchar un par de publicidades para beneficiar al escritor, pues mejor que mejor.

La pega es el esfuerzo y sacrificio que te supondría eso. No todo el mundo tiene tiempo ni ganas de hacerlo pero mejora mucho el resultado. En cualquier caso suerte con lo que decidas.

Un saludo.

Titere "con cabeza" dijo...

Ole, ole y más ole...
Sr inversor prudente (aunque ya puedo llamarle por su nombre desde el 14 de enero prefiero el encanto y la originalidad a la hora de elegir nombre que da internet), llevo leyéndole desde hace muy muy poco, pero me tiene usted hasta tal punto enganchado que en tan solo unos pocos días he conseguido llegar hasta esta entrada leyendo todas y cada una de las que tiene desde el 2011.
Esto no parece mucho pero le aseguro que aunque me declaro un devorador de lectura, llevo muuuuuucho tiempo sin poder sacar el tiempo que quisiera para "des-asnarme", en gran parte debido a una "personita" que reclama toda mi atención y que no se acuesta tan pronto como debería...
El caso es que hasta hace nada, el tema bursátil no solo no me atraía, si no que además gozaba de mi más absoluta indiferencia. Pero recientemente mi forma de pensar ha cambiado, en parte por el pensamiento de tratar de pensar más en el futuro (más en el de mi hija que en el mío), en parte por ver como los bancos me dan cada vez menos por mis ahorros depositados en ellos (recientemente ING ha informado de que baja a un ridículo 0,75% su Cuenta Naranja) y en parte por tratar de gestionar mejor un minúsculo patrimonio en acciones que tenía medio olvidado y que equivocadamente pensaba que podría ser mi "futuro plan de pensiones" (estas acciones han sido adquiridas de forma muy ventajosa, ya que la empresa multinacional en la que trabajo las oferta a la mitad de precio de mercado, siempre con un limite de dinero, por supuesto, para "fidelizar"al empleado).
El caso es que me han generado muchos dividendos (ahora se que son de los buenos, no scrip, son monetarios, comprando la empresa acciones con el dinero de los dividendos y reincorporados a mi cartera, tiene un nombre pero no se cuál es).
Pensaba "sentarme" encima de esas acciones indefinidamente hasta que parte de mi ignorancia se ha disipado después de ver algunas de las políticas desafortunadas que lleva realizando en los últimos años, la última ha sido con la crisis de los misiles en Ucrania y los negocios con algunas de las empresas del señor Putin, aunque no ha sido la más gorda...
Todo este rollo viene a que quiero darle LAS GRACIAS por todas las molestias que se está tomando, yo también tengo un blog (muy personal de fotografía y viajes) y se el trabajo que da lo que está haciendo.
Ha conseguido tenerme como un fiel en su lectura, de manera que estoy deseando terminar con todas las entradas para leerle de forma "reciente".
Está siendo MUY MUY MUY clarificados todo lo que explica de forma tan fácil y sobre toda sincera y puedo prometerle que a partir de ahora seguiré leyéndole y lo que es peor, comentándole y preguntándole sobre temas de bolsa, ya que estoy decidido a entrar, eso si, guardando los límites de riesgo que tanto ha insistido en que respetemos (de forma muy acertada).
Por cierto, lo que en un principio quería decir es que esta entrada me parece genial, una forma muy clara de expresar la diferencia entre invertir, apostar y especular... Lo que pasa es que me enrollo más que las persianas.
Salu2

Alvaro Musach dijo...

Curioso títere con cabeza, tus palabras son mi gasolina.

Últimamente estoy leyendo a Fisher y a Buffet. Fisher decìa que hay que tener entre 10 y 12 acciones. Buffet que entre 5 y 10 y que nunca m de 15. La OCU creo que tiene unas 12. Yo he tenido 11 durante bastante tiempo y ahora mismo 9... esperando pacientemente para pasar a 10.

Quizás hoy reduciría algo el númeto de valores que aconsejo en "carteras diversificadas para el pequeño inversor". Pero es claro que me quedaría en el entorno de 10 a 12.

La diversificación nos protege de nuestra propia estupidez, pero nos acerca al promedio.

Tengo en la cabeza un par de entradas... pero el veran no me deja tiempo...

Buen veranon y gracias por tus palabras,