martes, 24 de septiembre de 2013

CRASH BURSATIL

Agosto de 1998: el Ibex lleva 3 años encadenando subida tras subida, en ese tiempo ha pasado de los 3.000 puntos a valer 10.400 puntos, una espectacular subida de casi el 250%. Todo es euforia y los telediarios abren con las subidas de la bolsa. La gente acude en masa a la bolsa.
Y se desencadena la crisis rusa del 98. Los bajos precios del petróleo hacen que grandes empresas no atendiesen el pago de sus impuestos… el temor a la devaluación del rublo a un default en el pago de su deuda hundió a los mercados. En dos meses el Ibex perdió un 32% de su valor.
Historias como esta se pueden relatar cientos en el mundo de la bolsa. E incluso más graves. La crisis del 98 se supero razonablemente rápido y es muy bonita como objeto de estudio, ya que habrá muuuucha gente que en esos dos meses se vieron absolutamente expulsados del mercados ya que habían metido más dinero del que debían en bolsa.
Esa gente dormiría mal, sufriría viendo como su ambición le había jugado una mala pasada y como perdían dinero que les había costado mucho ganar. Muchos venderían con suculentas pérdidas… para ver como apenas 3 meses después el mercado volvía a estar en los mismos niveles. Pero ellos se quedaron fuera.
Crisis de las puntocom. Año 2000. En marzo teníamos el Ibex en 12.500. Comienza un leeeeento y desesperante declive que lleva al Ibex a mínimos de 5.300 puntos en octubre de 2002. Una leeeenta bajada del 60% en dos exasperantes años que expulsó a la mayor parte de los minoritarios del mercado. Pocos tuvieron el suficiente cuajo como para aguantar un chaparrón tan duradero. Y eso que no hablo de acciones particulares como Terra y compañía… donde las pérdidas fueron cercanas al 100%.
¿Y qué hay de la actual crisis?.
A mediados del 2007 teníamos el Ibex en 15.800 puntos. En marzo de 2009 llegó a los 6.800 puntos, un 57% de caída…

Luego tuvo una espectacular remontada que le llevó a superar los 11.000 puntos a primeros del 2010 y que volvió a atraer a muchos pezqueñines al mercado… una subida de más del 60%!!!... sólo para volver a caer a la sima abisal en  junio de 2012 bajando de nuevo a los 6.000 puntos, aún más abajo que en 2009 con una caída del 60% desde el 2007 y del 45% desde el 2010.
Pocos vivos quedan desde entonces.
¿Porqué recordar esto?.
Para aprender de los errores. Porque creo que una vez más se está empezando a perder el miedo a las caídas y se está tendiendo a asumir más riesgo del debido.
¿Puede repetirse una caída del 50% en los mercados en los próximos dos meses?. Sí sin duda. Pueden pasar un montón de cosas que lleven al pánico a los mercados: atentados en centros neurálgicos mundiales, guerra en oriente próximo con alcances inesperados, recrudecimiento de la crisis en Europa, ahondamiento de la crisis política en España que lleve a elecciones anticipadas con un resultado débil para el ganador, crisis energética provocada por cualquier problema inesperado, desastres naturales que impacten de lleno en algún centro financiero importante, descubrimiento de algún gran agujero contable en algún gran fondo o empresa….
La lista de posibles desastres es inagotable y lo único que podemos hacer es invertir con prudencia. Y mi consejo para hacerlo es ser honestos y responder a la pregunta: ¿Cuántos euros puedo permitirme perder a corto plazo sin que me suponga un problema?. Cuando respondas a esa pregunta, multiplica por dos esa cifra y el resultado es lo que puedes meter a renta variable. Ni un duro más.
Si respondes que puedes permitirte perder 50.000€ sin perder el sueño ni la salud, entonces puedes permitirte invertir en bolsa 100.000€. Pero si inviertes 200.000€, antes o después vendrá una crisis en que la bolsa baje el 30% ó el 40% perderás entre 60.000€ y 80.000€ y te provocará un tremendo dolor de cabeza. Eso si tienes suerte y la caída no es aún mayor. Y será muy probable de forma paradójica hayas vendido cuando más baratas estaban las acciones y hayas estado comprado cuando había que alejarse.
La estrategia que propongo en el método de inversión que aconsejo, va de responder sinceramente a esa pregunta, multiplicar por dos para ver qué metes en renta variable, el resto pasarlo a renta fija y depósitos y mantener los porcentajes de asignación de activos más o menos constantes (por ejemplo ajustando variaciones del 5%).
Vemos un ejemplo:
·         Capital: 300.000€.
·         ¿Cuántos euros puedo perder a corto plazo sin que suponga un problema?: 50.000€
·         Cantidad destinada a renta variable: 100.000€ (50.000€ x 2).
·         Cantidad destinada a renta fija/depósitos: 200.000€
·         Ecuación de asignación de activos %RV/%RF: 33%/67%.
Y a partir de ahí mantengo esa ecuación.
·         Si la bolsa sube un 25%: pasaré a tener 125.000€ en renta variable y 200.000€ en renta fija; o lo que es lo mismo un 38,5% / 61,5% è iré a recomponer la ecuación para volver al 33%/67% è por tanto venderé 18.000€ de renta variable y lo pasaré a renta fija poniendo así parte de las ganancias a buen recaudo y disminuyendo consecuentemente mi riesgo.

·         Si en cambio la bolsa baja un 25%: pasaré a tener75.000€ en renta variable y 200.000€ en renta fija; o lo que es lo mismo un 27% / 73% è iré a recomponer la ecuación para volver al 33%/67% è por tanto venderé 16.000€ de renta fija y lo pasaré a renta variable comprando a precios más baratos y aumentando mi exposición en momentos en que la bolsa está a niveles más atractivos.
Es una vieja estrategia, sencilla, pero enormemente robusta y sobre todo prudente. Esa estrategia hace que en niveles altos de la bolsa mantengas siempre tu riesgo controlado y al contrario, en momentos de pánico te empuja a comprar… que es cuando siempre se producen los grandes beneficios.
No lo olvidemos… cada día falta un día menos para el próximo crash bursátil, así que debemos estar preparados y gestionar prudentemente nuestro capital.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena, su blog hace que pensar sobre tanto dividendo que está en auge, con esto de la nueva fiscalidad.

Me ha gustado leer cada árticulo, como bien dices menos tecnológico pero contenidos de 10.

Eso si; me pierdo con los parámetros del TIR, soy joven (en rama sanitaria) y recien nacido con la bolsa hace apenas un año, pero su página me ha hecho repensar mis pensamientos y ser más prudente.

Hasta la fecha solo he especulado, Iñaki

El Inversor Prudente dijo...

Gracias Iñaki, ojo con la especulación que puedes salir escaldado...

Sobre la compresión de la parte de cálculos lo explicaré en más detalle en la próxima entrada.

Un saludo,