jueves, 11 de julio de 2013

EL DIVIDENDO: VENTAJAS E INCONVENIENTES

Como todos sabéis el dividendo es una parte del beneficio de la empresa que se reparte entre los accionistas. Hay inversores que seleccionan las empresas mirando si el dividendo que pagan da una rentabilidad atractiva sobre el precio de la acción, otros que no se fijan tanto en la rentabilidad por dividendo, pero que sí se fijan mucho en que los dividendos sean crecientes y hay otros a los que no les gusta o no se fijan en el dividendo.
Vemos las ventajas y los inconvenientes de los dividendos.
Comencemos con EL gran inconveniente:
Si te pagan un dividendo pagas impuestos dos veces: en primer lugar la empresa paga impuestos por el beneficio que ha obtenido, y cuando decide dar parte a los accionistas estos sufren en primer lugar una retención y luego pagan impuestos en el IRPF.
Lo de la retención es temporal, ya que finalmente lo ajustas cuando tributas por el IRPF y lo del IRPF, al menos de momento, está exento si te llevas menos de 1.500 euros por dividendos. Por tanto si lo que ganas en dividendos es menor de 1.500€, este primer inconveniente fiscal no te aplicaría.
Por el contrario si tienes una cartera de unos 100.000€ es fácil que vayas a ganar más de 1.500€ por dividendos al año, por lo que vas a pagar impuestos por unos beneficios empresariales que ya ha pagado previamente sus correspondientes impuestos por beneficios empresariales. Todo un robo.
Por otra parte si los dividendos son de acciones extranjeras la cosa fiscal se complica, ya que te retendrán en el país de origen y en España. En teoría las retenciones en el país de origen se pueden solicitar por doble tributación (habría que decir a alguien que más que doble es triple), pero la realidad es que por más papeles que he enviado hasta la fecha no he visto un duro. También en el IRPF en teoría te deduces por doble imposición internacional, pero tiene sus límites y si estás dentro del límite de los 1.500 €, entonces no te aplica y te quedas sin la retención que te han expropiado.

Por tanto, desde el punto de vista fiscal es intrínsecamente malo esto de que te paguen en dividendos: te viene Hacienda a pedirte su parte, si es una acción extranjera te viene la Hacienda de los dos países y lo de las deducciones de los 1.500€, si es que permanece, sólo te salva completamente de las acciones españolas, perdiendo la retención en el país de origen de las acciones extranjeras.
Vayamos con EL gran punto a favor:
No hay nada peor que dar dinero a quien no sabe qué hacer él: lo malgastará.
Es muy habitual que los directivos de buenas empresas acaben realizando compras de empresas peores que la suya propia simplemente por “ampliar el negocio”, aumentar su “ego” ó simplemente por tomar decisiones negligentes. En todos los casos el accionista pasa de tener una buena empresa a tener una peor que aportará en el futuro menos valor.
Ese es el gran peligro de tener un beneficio que no se reparta a los accionistas: que se malemplee. Para eso mejor dárselo al accionista aunque pase Hacienda.
Sería mejor incluso que se dedicase el dinero a minorar deuda aumentando así el resultado de años venideros (por pagar menores intereses); ó mejor aún que se dedicase a comprar acciones propias que amortizasen (disminución de capital) para aumentar así el beneficio por acción, incrementando por tanto la cotización de la compañía. Eso son dos maneras de utilizar mejor el dinero que malgastándolo en empresas mediocres o en aventuras en busca de la diversificación perdida.
Opinión sobre la estrategia de seleccionar acciones en base a la rentabilidad por dividendo
En mi humilde opinión es una estrategia equivocada. No creo que sea ni mucho menos el factor decisor a la hora de invertir en una empresa.
Un argumento: cuando una empresa te paga un dividendo, lo que paga se descuenta automáticamente del precio de la cotización. Si has invertido en una empresa, ¿por qué quieres que te devuelvan parte de tu inversión?. ¿No sería mejor que el dinero permanezca en la empresa y le busquen una rentabilidad acorde al resto del negocio?.
Otro argumento: que te den un dividendo no significa que el mismo pueda ser sostenible. ¿Se está pagando el dividendo con un pay-out  perjudicial para la empresa que la esté descapitalizando?.
Un punto aparte para la moda del “dividendo flexible”:
¿Se está pagando un dividendo real o en realidad te están dando papelitos porque se trate de un “dividendo flexible”?. Lo del “dividendo flexible” es de juzgado de guardia: la empresa amplía capital, con lo cual tienes el mismo porcentaje de empresa que antes de la ampliación, los derechos que te asignan cotizan y resulta que se los puedes vender a la propia empresa  ó al mercado simulando así que cobras un dividendo… cuando en realidad has pasado a tener menos porcentaje de la sociedad. Nos toman por tontos
 ¿Por qué no dejan de tomarnos por idiotas y suspenden el dividendo?. Si quiero obtener dinero, ya vendo yo un 3% de mis acciones… y así no hace falta pagar a asesores e intermediarios.
Opinión sobre la estrategia de seleccionar acciones en base al pago de dividendos crecientes
En mi humilde opinión es una estrategia acertada… pero no por el hecho de que los dividendos sean crecientes… sino porque probablemente el hecho de que los dividendos sean crecientes sea indicador de que los beneficios reales (sin artificios contables) son crecientes.
Y eso si es indicador de que la acción está sana y es fuerte. Que los beneficios sostenibles sean crecientes.
En resumen:
Mi orden de prioridad sobre qué hacer con el beneficio de una empresa es el siguiente:
1.- Compra de acciones propias para amortizarlas con una disminución de capital.
2.- Reducción de la deuda.
3.- Inversión en expansión en mercados crecientes o en empresas que de verdad aporten valor.
4.- Pago del dividendo en dinero, aunque pase por Hacienda.
5.- Inversión en mercados maduros o en empresas de peor nivel que la propia.
6.- Empresas con políticas de dividendo flexible que toman el pelo a los accionistas.

Sobre estrategias, creo que fijarse en que los dividendos sean crecientes es una buena manera de seleccionar acciones con beneficios sostenibles crecientes... sobre todo si la rentabilidad por dividendo y el payback es bajo (así el beneficio permanece en la empresa generando valor). No porque el pago en sí sea bueno, sino porque el que sean crecientes suele ser sinónimo de una empresa en crecimiento real.
Sin embargo invertir fijándose sólo en que la rentabilidad por dividendo se alta creo que es un error y que puede llevar a errores de bulto importantes.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

hola, interesante entrada.

me gustaría preguntarte sobre todo por el tema del dividendo flexible, pues no estoy de acuerdo contigo. El ejemplo sería el Banco Santander, reparten 0,60€ por acción en esa modalidad. Cierto que son ampliaciones de capital y que si optas por cobrar efectivo en realidad estás vendiendo tus derechos y perdiendo porcentaje pero ¿qué más da? Son porcentajes tan pequeños que realmente ese no es problema. Al final la rentabilidad que ofrece es brutal y en menos de 10 años habrás duplicado la inversión.

Personalmente, me gusta esa política si los dividendos son tan elevados.

un saludo

El Inversor Prudente dijo...

Imagínate que eres el accionista único del Santander y que te ofrecen varias opciones: A) cobrar efectivo, B) no cobrar nada, C) ampliar capital en un 3% y después darte un 3% más de acciones.

Si eliges la opción A) sacas dinero de la caja del Santander y lo cobras en tu bolsillo. La cotización de la acción caerá la cantidad exacta que te has llevado y te quedarás igual que estabas, salvo por la parte fiscal y porque tendrás efectivo que igual necesitabas.

Si eliges la opción B) no pasa nada. No tienes efectivo ni se ve afectada la cotización de la empresa. Simplemente reza para que los gestores de tu empresa den buen uso a tu dinero.

Si eliges la opción C) en el momento en que hagan la ampliación de capital la cotización caerá, liego te darán tu 3% de acciones y te quedarás igual que estabas. Es lo mismo que la opción B) pero incurriendo en innecesarios gastos y en mi opinión burlándose de los pequeños accionistas que se creen que por tener un 3% más de acciones, de un 3% menos de valor, son más ricos.

Es una tomadura de pelo.

Anónimo dijo...

Creo que juzgas a la ligera la inversión desde el punto de vista del dividendo. Este tipo de inversión permite cobrar unas "rentas" sin que para ello tengas que mermar tu capital. Creo que te puede abrir mucho los ojos leer estas dos webs, intentando empezar por el principio, que no es otro que los fundamentos de este tipo de inversión. Creo que dondividendo.com ya la conoces, pero por tus comentarios diría que no conoces la base por la que nos regimos los que seguimos con éxito este sistema de inversión.

www.invertirenbolsa.info
www.inversorbolsa.com

El Inversor Prudente dijo...

Gracias por las web. Las miraré con cariño.

Lo del dividendo lo respeto mucho, sobre todo la estrategia de inversión en dividendos crecientes. Pero no por el cobro en sí del dividendo (que no deja de ser sacar pasta de la empresa para meterla en el bolsillo y pagando de paso a Hacienda), sino por el hecho de que es un claro indicador de un beneficio creciente... Y eso es sinónimo de éxito.

Apple no dio dividendo hasta la muerte de Steve Jobs y fue una magnífica inversión para el que la supo ver a tiempo. Inditex no se caracteriza por un gran dividendo y fue una genial inversión... porque tuvo beneficios crecientes.

Mi padre está jubilado y precisa de rentas constantes. A él le vienen bien los dividendos. Yo genero ahorro todos los meses y tiendo a aumentar el capital invertido en bolsa. Para mi que se saque capital de mis empresas y me lo den, además pagando a Hacienda, no me gusta. Entre otras cosas depende del ciclo vital.

Un saludo,

Anónimo dijo...

Gracias por este magnífico blog. Muy interesante.
Este verano lo descubrí y durante las vacaciones me lo leí entero.

¿Volverás a escribir?

Saludos y gracias,

El Inversor Prudente dijo...

Gracias por el piropo al blog. Siempre es un esfuerzo escribir y una palmadita en la espalda se agradece... aunque sea para saber que el tiempo que empleas en escribir es útil para otros.

Sí que volveré a escribir... pero no puedo prometer una periodicidad segura. En julio el lío en mi trabajo fue tremendo y no tuve tiempo ni para respirar. En agosto me he tomado vacaciones de no dar un palo al agua... y ahora comienzo el nuevo "año escolar" en donde seguro que sacaré un tiempo para seguir dándole a esto del blog.

Saludos,

El Inversor Prudente dijo...

Y ya que me pongo... ¿que es mejor?... ¿analizar una empresa particular que pueda estar interesante o hablar más largo y tendido sobre dividendos, diversificación, riesgo, etc...?.

¿Que interesa más?.

Si analizo una empresa posoblemente me decante por Intel o por Coca Cola.

Si hablo de cultura de inversión podría dar más al tema de los dividendos (la parte fiscal), a la diversificación (hace mucho que no la toco) o a la forma de medir la rentabilidad personal de cada uno (fruto de una conversación con un conocido que me dejó helado).

Se admiten sugerencias,

Anónimo dijo...

Pues aprovecho. Yo llevo poco tiempo invirtiendo en bolsa y tengo mucho más que aprender, pero veo que es más o menos posible saber cuándo comprar, pero vender ¿cuándo vender?, ¿cuándo entender agotada la subida posible?. Eso me parece todavía más díficil.

El Inversor Prudente dijo...

Coincido en el comentario. A mi me cuesta más decidir cuando vender que cuando comprar.

Y lo que hago es simple: vendo cuando el motivo por el que compré ha cambiado sustancialmente.

Si eres novato te recomiendo que leas el blog en forma secuencial ya que lo más importante en esto de la bolsa es que adecúes tu exposición al riesgo a lo que de verdad puedas afrontar. Si no lo haces te darás un tortazo al 100% seguro.

Volviendo a la pregunta: si te lees la valoración de Intel tendrás claro cuando vendería... si los datos de la empresa o de la propia Intel me convencen de que no van a ser capaces de recuperar cuota en el mercado de móviles y tablets. Si eso ocurre vendo al día siguiente.

En cambio NO vendería porque suba un 30% si veo que esa subida se debe a que está recuperando cuota. Si eso ocurre la cotización debería dispararse.

La mayor parte de los minoristas venderían si la acción sube un 10% en un mes, sin tener en cuenta nada más. Es absurdo. Y también venderían (o se quedarían muertos) si les baja un 10%... y eso sería porque no adecuaron su exposición al riesgo que pueden asumir.

Por esto último es por lo que te recomiendo, en caso de ser novato, que leas bien el principio del blog. Te evitará perder dinero.

Anónimo dijo...

Yo reo que el dividendo es la esencia de la inversión en bolsa. Si una acción no reparte lo que gana entre sus hipoteticos propietarios, ¿qué vale realmente la acción? Lo que te quieran dar y ya no es inversión, sólo especulación

El Inversor Prudente dijo...

Respeto mucho la inversión basada en la política de dividendos de una empresa, sobre todo porque suele ser un indicador bastante fiable de la salud de la empresa.

Pero es no siempre es válido ni tampoco significa que lo contrario sea espucular. El que con el lanzamiento del Ipod haya visto que ese producto significaba una revolución en el mundo de la música y también una demostración de las capcidades de innovación de un empresa como Apple.... ese se habrá enriquecido invirtiendo no esculando.

Y digo invirtiendo porque lo habrá hecho en base a unas espectativas de crecimiento de la empresa y no por otros motivos como puede ser la "tendencia" de la empresa.

Es una forma de inversión que considera a la empresa como si fuese en parte tuya.

Dicho esto lo del dividendo siempre es un indicador que la mayoría de las veces refleja lo bien o mal que va la empresa. De hecho en la forma en que valoro las empresas infkuye bastante... pero es más importante el beneficio que el dividendo.

Es una opinión más. La verdad.... quien sabrá.

Damian dijo...

Entiendo bastante bien tu punto de vista sobre los dividendos. Prefieres las invetsiones con cspacidad de crecimiento, pero en mi oinion son mas dificiles de seleccionar estas empresas. hay mas probabilidades de equivocarse. Sinembargo para un inversor novel es mas sencillo elegir empresas con buen historial de dividendos, emprseas solidas con una cotiza ion mas bien estable. Ademas en caso de no tener grandes capitales lo mejor es no rotar valores (B&H), de modo que vaya creciendo la cartera. Una vez que la cartera es grande y ya se tiene experiencia, puede ser interesante una estrategia como la que propones con las ponderaciones entre liquido e inversion. De momento la estoy siguiendo con poco capital en fondos indexados a ver qué tal me funciona.

Alvaro Musach dijo...

Bienvenido Damian, supongo que al comentar en esta entrada antigua serás nuevo lector. Espero que disfrutes.

Para capitales pequeños es buena estrategia la que propones y puede ser complementada teniendo seleccionado dos fondos, uno de renta variable y otro de fija. Cuando sube mucho traspasa algo al de renta fija. Y cuando baja mucho sé valiente y traspasa del de renta fija al de bolsa.

Mucha suerte y bienvenido a tu casa,

rdeheras dijo...

Sigo con la lectura estival del blog :)
Para esta entrada me viene a la mente la estrategia de inversión de los "Perros del Dow". Es otra forma de interpretar la RPD en la selección de activos y un método bastante mecánico y "desatendido" de inversión ;-)
Ojo! Esta estrategia no la considero B&H!

Adjunto una referencia:

http://www.invertirenbolsa.info/estrategias_inversion/estrategias_inversion_los_perros_del_dow_dogs_of_the_dow.htm

Saludos!

Alvaro Musach dijo...

Hola rdeheras, te recomiendo la lectura en orden temporal.

La estrategia de los perros del Dow claro que no es B&H... ni la mía es tampoco una estrategia estríctamente B&H.

De hecho la mía es una llamada de atención para aquellos que leen, se animan e invierten usando una falsa estrategia de B&H que su estómago no puede soportar pero aún no lo han descubierto.

¿Cuanto dinero estás dispuesto a perder?.

Leete el artículo de la estrategia B&H y me entenderás.

Saludos,

rdeheras dijo...

Gracias por seguir leyendo y respondiendo a comentarios.

Reconozco que hasta que no llegué a tu blog no tenia una separación clara en activos de RF y RV. Iba comprando acciones de empresas grandes con dividendos y ahorrando, pero sin haber pasado por el cálculo de la ecuación de asignación de activos. Mi foto actual es de aproximadamente 15% en RF y 85% en RV.

Ahora que lo veo con más perspectiva, quiero rebalancear a 30-40 en RF. En RV mantendré unas 10 empresas con estrategia B&H e ire probando otras cosas (ser un COPION y algo ETFs como inicio de un lazy portfolio). El cambio no puede ser inmediato, pero iré comenzado con el proceso poco a poco.

Un saludo!

Alvaro Musach dijo...

Pues me alegro de haberte aportado algo.

Un saludo y mucha suerte,