viernes, 14 de junio de 2013

VALORACIÓN DE BMW

He dedicado poco tiempo a la selección de activos y mucho a la gestión de riesgos. Vamos a divertirnos un poco con la valoración de BMW.
BMW ha sido probablemente la acción con la que más dinero he sacado en mi histórico  de inversión. En 3 años y medio (entre mayo de 2008 y primeros de 2012) le saqué un 71% de beneficio entre dividendos y revalorización de la acción. Tuve que vender porque necesité el dinero para otros fines y a mediados de 2012 pude volver a comprar llevando de momento un 25% adicional (sigo en el valor).
Sin embargo, he comprado BMW básicamente porque copio las mejores ideas de Bestinver. Porque me fío de su criterio. Porque confío más en su criterio que en mis números. Al aplicar mi método de valoración de activos con BMW siempre me salía que era una acción cara. Muy probablemente porque no era capaz de fiarme de la capacidad de sus directivos de salir de la crisis. Porque no hice una buena proyección de resultados.
El método que he explicado en anteriores entradas va de evaluar la inversión en una acción como si fuera un “rentista”; es decir como si fuera alguien ajeno a la empresa, que compra la acción para percibir un dividendo y vender al cabo de un tiempo la inversión.
Vamos también a analizar la inversión en BMW como si fuéramos los propietarios de la acción. Así podremos comparar métodos y resultados.

Vemos en primer lugar los números desde el año 2000: beneficios, dividendos y cotización actual de BMW.

Poniendo los datos en forma gráfica (beneficios y dividendos en la escala de la izquierda y cotización media anual – un poco “a huevo” – a la derecha queda lo siguiente:
 


Se ve que incluso en una de las mayores crisis de la historia, BMW no ha llegado a entrar en pérdidas y que la cotización sigue razonablemente bien a los beneficios.
Aplicando la tasa de interés compuesto a los beneficios se ve que los mismos a lo largo de estos 13 años han crecido a razón de un 12,9% anual. Es decir si cogiésemos los beneficios del año 2000 y le aplicásemos una tasa anual de crecimiento del 12,9% todos y cada uno de los años tendríamos los resultados previstos del 2013.
Los dividendos han crecido aún más, tenemos una tasa de crecimiento compuesto del 14,3%.

Valoración como “rentista”.
Con esto vamos a realizar la valoración razonable de la cotización de BMW en cinco años como si fuese alguien ajeno a la empresa.
Bien, en 2013 pagaré unos 70€/acción y espero recibir 2,60€ en 2013 en forma de dividendos y que estos crezcan un 14,3% al año. Así recibiré 2,97 € en 2014, 3,39€ en 2015, 3,88€ en 2016 y 4,43 € en 2017.
En la misma línea el beneficio esperado crecerá a razón de un 12,9% anual, pasando poco a poco desde los 7,90€ esperados en 2013 hasta los 12,84€ en 2017.
Estas proyecciones las realizamos confiando en que los directivos de BMW sean capaces de mantener el mismo crecimiento al valor que el que vienen aplicando en estos últimos 13 años.


En el 2017 vamos a suponer que el PER es el mismo que el actual y así calculamos el precio de la acción entonce. Si la acción está ahora a un PER = 70/7,90 = 8,86. Por tanto si espero un beneficio en 2017 de 12,84€ nos daría una cotización de 113,76€.
Así considerando el coste de la acción de 2013, el ingreso de los dividendos y la cotización de 2017 nos saldría el siguiente flujo de caja:


Sale una TIR del 18,40%. ¿Nada mal verdad?.

Valoración como “propietario”.
En 2013 pagamos 70€ por recibir una acción que nos da un beneficio de 7,90€ en este mismo año, eso significaría una rentabilidad inicial del 11,29%. Desde el año 2000 hasta el año 2012, BMW ha generado un beneficio total de 49,69€ y ha repartido en forma de dividendos 11,80€.
Por tanto hemos “retenido” en la empresa un beneficio de 37,89€. Gracias a esta retención del beneficio los directivos han conseguido generar valor (en otras empresas los directivos dilapidan el beneficio retenido) incrementando el beneficio desde los  1,63€ del 2000 hasta los 7,78 del 2012. Por tanto con 37,89€ han generado un crecimiento del beneficio de 6,15€, un 16,23%. No está nada mal.
Por tanto invertir como propietarios en BMW supone recibir un beneficio inicial del 11,29% y saber que sobre los beneficios retenidos conseguiremos una rentabilidad del 16,23% anual. Tampoco está nada mal.

La “crisis de Bestinver”.
BMW pasó a ser la primera posición de Bestinver en septiembre de 2007. Los dos años siguientes los beneficios sufrieron tremendamente y la cotización cayó un 40%.
¿Cómo respondió Bestinver?.
La posición pasó de ser la primera con un peso del 4,08% del fondo internacional a continuar siendo la primera posición, pero con un peso del 9,36%. Duplicaron su inversión, lo cual les permitió recoger una excelente cosecha en 2010 y 2011.
Así se genera valor.

La madre del cordero.
Como siempre la madre del cordero es ser capaz de predecir el beneficio futuro de la acción a largo plazo.
¿Seguirá BMW consiguiendo tasas de crecimiento del beneficio del 12,9%?. ¿Seguirá consiguiendo aumentar el dividendo un 14,3%?. ¿Seguirá consiguiendo BMW retener beneficios y conseguir con ellos una rentabilidad del 16,23% anual?
Esta es la clave. Si en BMW me salía cara se debe a que no fuí capaz de predecir la expectacular recuperación de resultados que iban a tener gracias a sus ventas fuera de Europa.
Parece que últimamente Bestinver ha aflojado algo su peso en BMW. No sería de extrañar que en el próximo informe trimestral pasase a tercer lugar. ¿Temor a una nueva recesión que hunda las ventas y genere una nueva oportunidad de compra como la de 2008?.
La exportación ha sido una clave en la recuperación de BMW. Lo seguirá siendo en los próximos años.
Ah… y como dicen los “disclaimer” de los “analistas” esto no es una recomendación de compra ni nada que se le parezca. Cada uno es mayorcito de hacer lo que estime oportuno con su dinerito.
Hasta la próxima.

2 comentarios:

Alex dijo...

Bueno, parece que el análisis va siendo muy muy correcto! Enhorabuena.

Alvaro Musach dijo...

Ja,ja,ja... recibi este comentario en mi correo y releo esta antigua entrada... donde apunto a 2017 con una valoración de 117€. Lo hice bien sí.


De hecho en la realidad lo hice mejor. .. ya que vendí la mitad de las acciones en 110€ y la otra mitad en 120€ en la subida del año 2015. Muy coherente con lo que escribí en esta entrada.