lunes, 28 de noviembre de 2011

NI USTED NI YO SOMOS WARREN BUFFET – II (la antítesis de la diversificación)

La idea en esta entrada era comentar la filosofía de inversión de Warren Buffet y como liga con el método que defiendo. Sin embargo creo oportuno comenzar rompiendo por segunda vez mi intención de no hablar de la actualidad. Y lo haré para comentar lo que ha sido la reciente V invertida que han hecho las bolsas en los últimos dos meses.

Vuelvo a la vida un día en el que las bolsas se dan un ligero atracón tras casi un mes de duras caídas. Y comienzo con una autocrítica: tengo que seguir más mi propio método.

¿Porqué lo digo?. Pues porque la acumulación de trabajo y el exceso de análisis ha hecho que haya perdido una ocasión de arañar un poco de rentabilidad adicional a la cartera:

Concretamente el 30 de septiembre invertí en renta variable ya que tras las caídas del verano en renta variable, mi cartera se había desequilibrado en más de 10.000€ hacia la renta fija.

Los valores en los que invertí sufrieron unas subidas bastante importantes (+30%) haciendo que a finales de octubre anunciase en el foro en el que de vez en cuando intervengo, que me tocaba recomponer de nuevo ya que esta vez me había descompensado en el lado de la renta variable y me tocaba vender valores y meter en renta fija.

Peeeero me dije.. ¿y qué vendo?. Espérate que necesito sacarle a esto unas horas para analizar mis valores y ver que está ahora más caro y en consecuencia decidir mejor de qué valores es mejor desprenderse ahora… y llegó una acumulación de trabajo y unas vacaciones en familia, y otra acumulación de trabajo … y ese tiempo tardaba en llegar y la bolsa volvió a caer…

Y me encontré de nuevo equilibrado pero no por haber vendido, sino porque la cartera de renta variable perdió valor (y lo mismo hicieron mis nuevas acciones). Y con ello dejé de ganar algo más de 3.000€.

Y todo esto se remata con que si hubiese vendido hoy estaría posiblemente de nuevo comprado habiendo cerrado el bucle con un buen rendimiento de por medio.


Así que ya sabéis: hay que conseguir sacar algo de tiempo para pastorear la cartera… Y para mi mismo: si no tengo tiempo de analizar el casi medio centenar de valores que periódicamente sigo, mejor coger los “comodines” para no morir por parálisis.

Aparte del breve comentario anterior, la idea en esta entrada es comentar la filosofía de inversión de Warren Buffet y como liga con el método que defiendo.

En la wikipedia ponen sus 20 claves de inversión. Voy a exponerlas separándolas en dos grupos de 10. Las primeras 10 son las ideas más generales sobre política de inversión y son las que considero más importantes. Las segundas 10 son ideas más centradas en la selección individual de acciones (cosa  la que doy menor importancia).

Van las primeras 10 ideas en el orden de importancia que a mí me parece más adecuado. Los azules son las claves de Buffet y la letra normal mis comentarios:

·         Invierta siempre a largo plazo.

Olvídese del trading. No trate de ser adivino. Usted no puede luchar en el corto plazo contra los cuidadores de la acción de las empresas o contra hedge-fund. Usted es como una barquita en medio del mar que mecerán las olas. No trate de aprovechar el sube-baja de las olas y preocúpese de que las velas de su barco estén bien orientadas.

·         No intente predecir la dirección del mercado de valores, la economía, los tipos de interés o las elecciones.

Mismo comentario que la línea anterior. No trate de jugar a ser un adivino. Si supiese linkar hilos escritos anteriormente lo haría, pero como no sé simplemente os informo de que puse uno al respecto.

·         Gran parte de éxito puede atribuirse a la inactividad. La mayoría de los inversores no resiste la tentación de comprar y vender constantemente, pero la piedra angular debe ser el letargo, bordeando la pereza.

Va también de lo mismo: la inversión para el largo plazo. Lo demás es otra cosa.

·         Si no puede ver caer un 50% de su inversión sin pánico, no invierta en el mercado de valores.

Fundamental. Que fácil lo pone Buffet. Yo me lié a realizar estadísticas y probabilidades sobre el IBEX para llegar a la misma conclusión, pero de otro modo: “invierta en renta variable sólo el doble de lo que pueda usted permitirse perder durante cinco años”. El resto deberá ir a puerto más seguro: renta fija y/o depósitos en entidades estables.

Gracias a esta reflexión fijaremos nuestra particular “ecuación de asignación de activos” que deberemos siempre respetar.

·         Sea temeroso cuando otros son codiciosos y viceversa.

Esto es lo que propongo cuando digo que se memorice la ecuación de asignación de activos y que compensemos desequilibrios. Si la bolsa baja mucho, nuestra proporción de renta variable caerá y tendremos que compensarla invirtiendo cuando los demás huyen.

Por el contrario, cuando todo el mundo gana (y nosotros también), nuestra cartera se descompensará y tendremos que vender cuando los demás son codiciosos para volver a poner cordura en la “ecuación de asignación de activos”.

·         El optimismo es el enemigo del comprador racional.

Va de lo mismo que antes: no se deje llevar por la codicia, si la bolsa sube debe ser prudente y recomponer vendiendo cuando los demás ganan al menos hasta volver a equilibrar su particular ecuación.

·         Un inversor necesita hacer muy pocas cosas bien si evita grandes errores. No es necesario hacer algo extraordinario para conseguir resultados excelentes.

La actividad que más condicionará su resultado como inversor no serán los valores particulares en los que invierta, sino las proporciones en las que asigne su capital: lo que dedique, si es que lo hace, a derivados, lo que dedique a bolsa, a fondos, a depósitos, etc… Además su política de diversificación será tremendamente determinante.

Si diversifica correctamente y asigna unos pesos a cada tipo de activos adecuado a su perfil de inversor, tendrá las cartas marcadas a su favor. No hacen falta muchas más cosas.

·         Mientras más absurdo sea el comportamiento del mercado, mejor será la oportunidad para el inversor metódico.

Evidente. Si tenemos mucha locura en el mercado tendremos muchas oportunidades de repetir jugadas como la expuesta al inicio del hilo.

·         Las oscilaciones salvajes de precios están más relacionadas al comportamiento de los inversores que a los resultados empresarios.

Va de lo mismo. La irracionalidad de los mercados crean oportunidades de compra-venta que el inversor prudente puede aprovechar cuando se descompensa su cartera.

·         Recuerde siempre que el mercado de valores es maníaco-depresivo.

Más de la misma idea. Está claro que al amigo Buffet le gusta machacar siempre los mismos conceptos… porque son sencillos de explicar, pero difíciles de asimilar cuando el que está dentro del mercado eres tú.

Por último os pongo las segundas 10 ideas, más centradas en la selección individual de acciones (cosa  la que doy menor importancia). La mayor parte de ellas tratan de evitar errores en la fase de selección de activos:

·         Nunca invierta en un negocio que no pueda entender, como tecnologías complicadas.
·         Compre compañías con buen historial de beneficios y posición dominante de mercado.
·         La capacidad de decir “no” es una enorme ventaja para un inversor.
·         No tome seriamente los resultados anuales, sino los promedios de cuatro o cinco años.
·         Céntrese en el retorno de la inversión (no en las ganancias por acción), el nivel de endeudamiento y los márgenes de beneficio.
·         Es absurdo el consejo de que “nunca se quiebra tomando un beneficio”.
·         Compre un negocio, no alquile las acciones.
·         Busque empresas con mercados amplios, fuerte imagen de marca y consumidores fieles, como Gillete o Coca Cola.
·         También son interesantes algunas compañías con marcas consolidadas pero que están infravaloradas por dificultades transitorias. Para buscar estas oportunidades, deben aprovecharse los mercados bajistas.
·         Busque compañías con gran capacidad de generación de efectivo y que, una vez en marcha, no necesiten grandes reinversiones.

Concluiré afirmando que el amigo Warren Buffet da unos consejos de filosofía de inversión muy sabios, en especial (1) cuando habla de la inversión como una filosofía de largo plazo, (2) cuando advierte de que las caídas pueden llegar al 50% y (3) cuando habla de aprovechar la irracionalidad del mercado siendo valeroso cuando los demás huyen y siendo prudente cuando reina la codicia.

Sin embargo él mismo es poco prudente en lo que a la diversificación se refiere. Está sumamente concentrado. Desde luego más que cualquier inversor particular medianamente prudente. Pero no olvidemos que…. NI USTED NI YO SOMOS WARREN BUFFET.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me alegro de que hayas vuelto a publicar.

Muy instructiva esta entrada ;)

Tengo una duda, respecto a la composición de la cartera.
¿Qué productos usas para la parte de renta fija? ¿Compras directamente deuda pública? ¿Algún fondo de renta fija?

Un saludo

El Inversor Prudente dijo...

La idea es continuar hasta al menos desarrollar por completo todos los puntos del "método prudente" que propongo.

Me preocupa más la dirección que el ritmo de publicación. Cuando tengo ratos libres, como ahora, publicaré con un poco más de asiduidad. Cuando voy de culo no podré dedicarle tiempo.

Lo que no sé es si continuaré tras desarrollar todos los puntos.

Supongo que para primeros de año habré finalizado cumpliendo mi objetivo de dejar una referencia en Internet que sea una especie de "Tratado de buenas costumbres para el inversor particular". Entonces ya me lo plantearé.

Sobre lo que me preguntas me das en mi talón de Aquiles. Permíteme que no te responda ahora, ya que lo desarrollaré dentro de muy poco tiempo (máximo un mes).

Un saludo,

Anónimo dijo...

Ok, permaneceré atento entonces a próximas publicaciones ;-)

Un saludo