jueves, 15 de septiembre de 2011

PSICOLOGÍA DEL INVERSOR y RECOMPOSICIÓN DE CARTERAS - II


En esta entrada trato de dar respuesta a la forma en que debería realizarse el punto 6 del método expuesto:

6.- Compense desequilibrios en la “ecuación de asignación de activos”. Esos desequilibrios podrán llegar por dos vías: cambios en la valoración de las carteras por el paso del tiempo ó entrada de nuevos ahorros.

¿Cada cuanto compensar desequilibrios?.

Parto de una premisa: no me gusta pagar comisiones elevadas, ni en valor absoluto ni en valor relativo. Por tanto yo no opero, ni recomiendo operar, con cantidades que sean inferiores a los 5.000€.

Si compras por ejemplo 3.000€ de un valor internacional, lo normal es que tengas que pagar unos 20€ por compra y otros 20€ por venta. Sin contar comisiones de custodia ya salen 40€ que para 3.000€ suponen un 1,3% de rendimiento para el intermediario y de coste para tu capital.

Por eso nunca opero por debajo de los 5.000€ y si puedo lo hago a cifras más elevadas para que las comisiones porcentuales sean lo menores posibles (en los ejemplos utilizaba la recomposición a partir de movimientos de 10.000€).

Fije usted cual es su “cifra mínima de inversión” para que el coste de operación (coste de fricción) no sea elevado en relación a la cantidad invertida.

¿Qué hacer con los nuevos ahorros?

Pues una vez respondida la pregunta anterior, esta es más fácil. Si dispone de ahorros disponibles por encima de la cifra que usted se ha fijado como “cifra mínima de inversión” entonces le tocará a usted invertirlos.

Fíjese entonces como de descompensada está su “ecuación de asignación de activos” e inviértalo en la parte adecuada para compensarla.

Por ejemplo si su ecuación teórica es 50%RV / 50%RF y al bajar la bolsa esta se ha quedado en 48%RV /52%RF, entonces lo que tendrá que hacer usted es invertir en RV para recomponer el 50%-50% teórico.

¿Qué hacer cuando el mercado mueve mi ecuación y la descompensa?. ¿Cada cuanto compenso los desequilibrios?.

Para responder a esta pregunta parto de dos bases.

La primera y más fácil es volver a respetar su “cifra mínima de inversión”. No merece la pena estar recompensando hasta el último duro.

La segunda es más compleja y aquí ya enlazamos con el tema anterior (el que no lo haya leído que lo haga porque sino esto no se entenderá). ¿Cómo se va a SENTIR usted ante una pérdida?. ¿Usted sólo tiene en cuenta lo que invierte?. ¿Usted hace suyos todos los beneficios intermedios?. ¿Usted saca fotos fijas a final de año?. Conozca sus reacciones ya que debe actuar en consecuencia.

En función de cómo responda a estas preguntas tendrá usted que recomponer antes o después. Vemos tres perfiles diferentes:

Primer perfil: Les contaré como soy yo, ya que puedo ser representativo de una parte sustancial de los inversores y así sirvo de ejemplo: yo suelo sacar fotos a finales de mes de cual es el valor absoluto de mi capital invertido. Si durante el mes he ganado mucho y a finales de mes esas ganancias se han esfumado, no me duele demasiado (no hay pérdidas respecto al cierre del mes pasado ya que el movimiento de ida y vuelta se produce dentro del mes). Si en la foto de final de final de mes salgo bien y en el cierre del mes siguiente tengo pérdidas, entonces sí me duele. Y especialmente me fijo en las cifras a cierre de año.

Es decir ¿a mi que me duele?. Me duelen las pérdidas netas de capital cuando estas se producen entre dos cierres de mes. Me fijo en los finales de mes. Y especialmente me fijo en los finales de año. Por el contrario no me duelen los alti-bajos dentro del mes.

Por tanto yo balanceo cuando a cierre de mes se dan desequilibrios relevantes de aproximadamente 10.000€ hacia un lado u otro (la cifra que emplee en el ejemplo) y sin embargo no me preocupo si entre medias del mes se va alterando la ecuación.


Imaginemos un segundo perfil: alguien que sólo le duelan las pérdidas de su capital efectivamente invertido. Es decir que no le preocupe que durante 6 meses haya tenido jugosas plusvalías y que luego las pierda de golpe en una semana. Si usted es así, entonces podrá efectuar recomposiciones cada más tiempo ya que su PSICOLOGÍA admite pérdidas de beneficios previos. Usted NO los ha hecho previamente suyos.

Pero sea honrado en el análisis. Yo tiendo a pensar que ser humano promedio hace SUYOS los aciertos (por tanto que hace suyas las ganancias) y que en consecuencia lo que gana un mes lo considera ya parte de SU CAPITAL y le molesta perderlo, le duele perderlo (y es esa pérdida lo que puede hacer que le echen del mercado).

Si usted es así (y yo lo soy), entonces sepa que deberá proteger esas ganancias cada vez que las haga suyas (en mi caso cada foto de final de mes) y por el contrario deberá exponerse más al mercado cuando la bolsa baje recomponiendo en el sentido inverso.


Podríamos poner un tercer perfil: alguien al que le duelan también las pérdidas inter-mensuales. Pues entonces tendrá que recomponer en medio del mes siempre y cuando supere la “cifra mínima de inversión”.


No es malo ni bueno ser de una forma u otra. Lo importante es que USTED SE CONOZCA. Que conozca como va a SENTIRSE y que actúe en consecuencia recomponiendo cada vez que saque una foto que sepa que le dolerá perder.

Y si está usted en la duda de cómo reaccionaría permítame un consejo más simple:

Recomponga al menos cuando se produzca una variación del 5% en su ecuación de activos. Una diferencia del 5% en su “ecuación de asignación de activos” es suficientemente importante como para recomponerla.

Por otra parte esa diferencia del 5% hace que no estemos innecesariamente generando costes de compra-venta de forma frecuente que a la larga pesan en la rentabilidad.

Por ejemplo: si usted tiene 100.000€ en RV y 100.000€ en RF porque su ecuación es 50%/50% y esa cantidad se ha movido como efecto del mercado a 122.000 RV / 100.000 RF (lo que supone un 55% RV / 45% RF), entonces toca recomponer para proteger sus beneficios. Esa es una política prudente que aconsejo seguir en todo caso. Pero si su SENSIBILIDAD es mayor y a usted le dolería significativamente perder beneficios superiores a los 10.000€, entonces deberá usted plantearse recomposiciones más frecuentes.

En la siguiente iremos avanzando hacia los pasos 7 y 8 y comenzaremos con el apasionante mundo de la diversificación.

No hay comentarios: