martes, 12 de julio de 2011

RESUMEN SIMPLIFICADO DEL MÉTODO

Trataré de realizar en esta segunda entrada un resumen ejecutivo simplificado de lo que luego iré ilustrando en detalle y enriqueciendo y que seguro tendrá detractores entre los que puedan leerlo.

A mi juicio el orden lógico para poner tu dinero a trabajar como inversor prudente - que para un minoritario es lo aconsejaría al 90% de las personas-  debe ser el siguiente:



1.- Determina tu “masa inversora”. Es decir,  en base a tus ingresos y necesidades próximas calcula cuanto dinero de tus ahorros necesitas apartar para tus necesidades más inmediatas (uno año vista). Lo que le quede es la cantidad de dinero que vas a invertir, lo que denominaremos tu “masa inversora”.

2.- Establece tu “riesgo máximo permitido” en euros. Es decir, establece en euros cual es la cantidad máxima de dinero que puedes perder de tu masa inversora. Esta debería ser una cantidad de la cual pudieses prescindir en un plazo de 5 años.

3.- Calcula la cantidad a invertir en renta variable. Para ello multiplica por dos el “riesgo máximo permitido” en euros. La cantidad resultante será, expresado en % sobre la “masa inversora”, la proporción de activos asignada a “renta variable”.

4.- Calcula la cantidad a invertir en renta fija / depósitos. Será la cantidad de dinero que te sobre de la “masa inversora” tras restar lo que  se ha asignado a “renta variable”. La cantidad resultante será, expresado en % sobre la “masa inversora”, la proporción de activos asignada a “renta fija”.

5.- Memorice la “ecuación de asignación de activos” como su piedra angular de inversión. Esa ecuación es la proporción que ha establecido antes entre su renta fija y su renta variable; es decir, la cantidad de su “masa inversora” que ha repartido entre renta fija y variable.

6.- Compense desequilibrios en la “ecuación de asignación de activos”. Esos desequilibrios podrán llegar por dos vías: cambios en la valoración de las carteras por el paso del tiempo ó entrada de nuevos ahorros.

Para ello tenga muy en cuenta el momento económico del entorno (en especial la evolución previsible de los tipos de interés), el capital disponible y plazo en que pueda necesitar su inversión.
7.- Seleccione los valores en los que va a invertir sus activos de renta fija.

8.- Seleccione los valores en los que va a invertir sus activos de renta variable. Para ello tenga muy en cuenta una correcta diversificación de su cartera de inversión y el capital disponible.

Ejemplo:

Un padre de familia con ingresos familiares netos de 100.000€/año y unos ahorros de 200.000 euros, que tiene un trabajo estable, y unos gastos entre casa, comida, vacaciones, y demás de unos 60.000 €/año.

El padre de familia determina que tiene un gasto extraordinario a lo largo del año que viene de 25.000€ porque se quiere comprar un coche. El trabajo es lo suficientemente estable como para no poder considerar seguro el sueldo y así cuenta con un ahorro recurrente durante el año de 40.000 €/año (100.000€ de ingresos – 60.000 € de gastos).

Paso 1: Su masa inversora actual sería de 200.000€. Las necesidades de inversión a lo largo del año (25.000€) quedarían cubiertas por su seguro sueldo que le permite un ahorro recurrente anual (40.000€) y de hecho a final de año es previsible que por tanto cuente con una nueva masa inversora de 15.000€ (40.000 € - 25.000€).

Por tanto ahora consideramos una masa inversora de 200.000€ y a final de año se incrementará en 15.000€ adionales.

Paso 2: El padre de familia determina que de los 200.000€ puede prescindir de un máximo de 40.000€ durante 5 años. Este sería su “riesgo máximo permitido”.

Paso 3: La cantidad a invertir en renta variable sería por tanto de 80.000 €, el doble de la cantidad anterior.

Paso 4: Por diferencia la cantidad a invertir en renta fija / depósitos sería de 120.000 €-

Paso 5: La ecuación de asignación de activos resultante sería de 40%/60% en RV/RF, equivalente porcentual de 80.00€/120.000€ en RV/RF.

Paso 6: A final de año deberá invertir los 15.000€ adicionales observando como ha variado con el paso de tiempo su proporción de RV/RF de tal forma que se reconfigure el 40%/60% previamente establecido.

Paso 7: Elegir el tipo de activos de renta fija / depósitos a seleccionar. Ya llegaremos.

Paso 8: Elegir el tipo de activos detenta variable a seleccionar. También ya llegaremos.

Y para esta segunda entrada ya es sufiente.

Besos para todos…

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas tardes,
Interesantísimo su blog y su forma de enseñar.
Respecto de su sistema me quedan dos dudas 1.-¿ qué hacer con el dinero que se ahorra para poder atender las necesidades de un año . ¿ depósitos o RF?
2.-el equilibrio entr RF y RV , ¿ cómo se haría si se tuviese la RV a través de un fondo? ¿ vendiendo las participaciones necesarias?
Muchas gracias por todo y disculpe mi torpeza

Alvaro Musach dijo...

Que ilusión!!!

Un comentario después de más de tres años de publicar la entrada. Se nota que entonces no me leía nadie.

De disculparte nada. Aquí todos aprendemos. Voy con las dudas.

1.- Lo que yo hago es que me miro los depósitos promocionales. Si están bien los cojo y si no me gustan me voy a fondos de renta fija... que si es para pasta que voy a precisar serán de corto plazo o incluso monetarios.

2.- Como dices... pero vende sólo si estás en pérdidas. Si ganas dinero mejor traspasar entre fondos y así difieres el pago a Hacienda.

Un saludo,

Anónimo dijo...

Un esfuerzo como el tuyo merece ser recompensado con la seguridad de que alguien lo esta leyendo desde el principio.

Que lío tengo con el método : a ver si en un ejemplo explico mis dudas :

Tengo 60.000 € ahorrados
Necesito 40.000€ para vivir un año

1.- ¿Mi masa inversora es 20.000?
10.000 a RV ( 50% si estoy dispuesto a perder 5.000€) y10.000 a RF?
En este caso , ¿los 40.000 restantes a Rf distinta o depósitos?

O.....

2.- esos 40.000 son los de RF de la masa inversora y tengo 20.000€ para renta variable , siempre que estuviera dispuesto a perder 10.000?

Que torpeza la mía!!! Como para hablar de selección de valores ::))

Eternamente agradecido
Un saludo

Alvaro Musach dijo...

Amigo,

Te cuento lo que yo hago, que te vale para el caso de que tengas trabajo e ingresos estables:

Lo que precises para los próximos 2 o 3 meses lo tienes en cuenta o en depósitos. Y de esa parte te olvidas.

Si gastas en un año 40.000€ supone que debes tener en tu cuenta corriente unos 8.000€. Aprovecha para gestionar ligeramente esa liquidez si tu entidad bancaria te ofrece algún depo´sito aunque te rente un 1%...


El resto es lo que yo llamo "masa inversora" y es sobre lo que vamos a trabajar. En tu caso serían 52.000€ (60.000€- los 8.000€).

Así que trabaja sobre esos 52.000€. ¿Cuanto estás dispuesto a perder de esos 52.000€ durante 3-5 años?.

Si tu respuesta es que estás dispuesto a perder 10.000€... pues entonces te diría de poner 20.000€ en renta variable y 32.000 en fondos de renta fija adecuados.

Espero que así quede más claro.

Es algo prudente... pero este es un blog de prudentes.

Alvaro Musach dijo...

POr cierto... si no tienes ingresos estables buscaría más seguridad aumentando los 2-3 meses de antes.

Depende de las circunstancias personales.

Anónimo dijo...

Muchas gracias , a ver si se me quite el miedo y soy capaz de empezar